Inicio / Fotovoltaica / autoconsumo / El autoconsumo colectivo necesita la figura efectiva de un gestor
Jornada autoconsumo colectivo. Carlos Montoya, jefe del departamento Solar y Autoconsumo, IDEA.
Carlos Montoya, jefe del departamento Solar y Autoconsumo de IDAE.
Genera 2024

El autoconsumo colectivo necesita la figura efectiva de un gestor

Diferentes expertos se dan cita en Genera 2024 en la 'Jornada de Autoconsumo y Comunidades Energéticas'.

En materia de autoconsumo colectivo y comunidades energéticas, se ha ido experimentando un avance desde 2019 hasta nuestros días en España. Concretamente, desde el momento en el que aparece el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica. No obstante, todavía hay ciertas trabas limitadoras y, entre las diferentes soluciones, destaca la necesidad de que exista un gestor.

Es una de las principales ideas que se extraen de la Jornada de Autoconsumo y Comunidades Energéticas organizada por la UNEF (Unión Española Fotovoltaica) en la feria Genera en Ifema el miércoles 7 de febrero del 2024. Bajo el patrocinio de SotySolar, diferentes expertos y profesionales se dieron cita con la finalidad de presentar ideas y aportar soluciones innovadoras en un contexto de estabilidad en el sector.

Un gestor para el autoconsumo colectivo

El objetivo final no era otro que buscar cumplir con la Hoja de Ruta del Autoconsumo (incluida en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, PNIEC) y lograr una senda de crecimiento que permita llegar a los 9 gigavatios (GW), la capacidad real de potencia.

En ese sentido, Carlos Montoya (jefe del departamento Solar y Autoconsumo de IDAE) expresó que, pese a observarse unas mejoras que avanzan a “un ritmo saludable”, hay una pieza en el engranaje que todavía falta: la del gestor de autoconsumo colectivo. “Cuando algo falla, el autoconsumo colectivo se estanca y eso es un problema grave que pensamos que se puede solucionar con la figura del gestor”, explicó.

Algo que ratificaron también otros participantes, como Alberto Barriga (abogado en Schaich Dauss) o Joan Herrera (director de Acción Ambiental y Energía en El Prat de Llobregat). Este último matizó que se necesita la creación de esa figura, “pero no sólo una guía, sino un marco normativo Real Decreto que garantice que ese actor es reconocido por todos”.

Otras barreras del autoconsumo

No es este el único problema, pues se dan otras limitaciones en el autoconsumo colectivo. Hay una brecha social: “Ha habido una explosión extraordinaria del autoconsumo, pero no la ha habido asociada a las clases medias y a las ‘working class’”, apuntó Herrera, y continuó: “Hay un problema grave de acceso y conexión. Se necesita una actividad de elementos transparentes y no discrecionales para que realmente esa conexión y ese acceso se agilice”.

Otro inconveniente tiene que ver con la legalización: “Es muy difícil legalizar esos recursos”, dijo Herrera. A su vez, Jorge Montes, director de CEL Management, incidió en la importancia de dos agentes: las distribuidoras y las comunidades autonómicas. Con respecto a las últimas, recordó que “son las consejerías de industrias las que legalizan las plantas”. Además, aseguró que “hay un retraso de hasta seis meses” para conseguirla.

También hay una traba económica y un ejemplo está en las ayudas: “Si no hay capacidad de financiación externa, las comunidades energéticas necesitan subvenciones que no llegan a la velocidad que nos gustaría”, indicó Montes.

En cuanto las distribuidoras, Joan Herrera continuó explicando que es necesario que estas “puedan repercutir esas inversiones en su plan de inversiones”. De igual modo, debe haber “una praxis para que, en realidad, esas inversiones no corran a cargo de aquel que no tiene que hacerla”. Además, es necesario que “pongan los recursos suficientes en personal y software”.

Según Herrera, sería interesante hacer “un cambio del marco de las distribuidoras para que, cuando hagan bien las cosas, cobren lo mismo o un poquito más”. Igualmente, realizar “modificaciones” con el fin de “evitar la discrecionalidad” mencionada.

La importancia de las comunidades energéticas

Tiene sentido incluir a las comunidades energéticas, pues son una herramienta fundamental para el autoconsumo colectivo efectivo. Aquí lo que se requiere, tal y como apuntó Herrera, es “transparencia y criterios que garanticen que se hagan bien las cosas”.

El boom que se experimentó en 2022 ha disminuido. “Si queremos mantener la instalación fotovoltaica, lo que necesitamos es la explosión, en el buen sentido, del colectivo”. Hay un factor fundamental: la confianza en la España urbana y la vaciada. Contar con la participación de “entes locales”, termina generando una mayor confianza en “el industrial o energético” a la hora de “ceder la cubierta”.

Pese a que se hayan hecho avances, se ha “empezado la casa por el tejado” y ahora los esfuerzos también deben ir hacia la “gestionabilidad de la demanda y el empoderamiento del ciudadano”, declaró Joan Herrera. Por último, reiteró la necesidad de que exista un “marco jurídico favorable y mejorar el autoconsumo colectivo con reformas y con la figura del gestor de autoconsumo compartido”.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio