Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. FACUA desmiente la última promesa de Pedro Sánchez sobre la factura eléctrica

FACUA desmiente la última promesa de Pedro Sánchez sobre la factura eléctrica

Noviembre ha sido el segundo mes más caro de la historia, por detrás de octubre. El recibo de un usuario medio fue un 68 % más caro que hace un año. A pesar de ello, el Gobierno sigue asegurando que, a final de año, los usuarios pagarán lo mismo que en 2018.

Noviembre terminó ayer por 'todo lo alto', nótese la ironía. El precio de la electricidad alcanzó este martes los 274,56 euros/MWh en el mercado mayorista, la segunda cifra más alta de toda la historia, solo por detrás de los 288,53 euros/MWh registrados el 7 de octubre.

Este dato, que se ha convertido ya casi en habitual, no hace sino consolidar a noviembre como el segundo mes más caro de la historia, solo por detrás de octubre. El recibo de la luz de un usuario medio se situó en el mes que acaba de terminar en los 115,18 euros, un 68,1 % más caro que hace un año, cuando la factura alcanzó los 68,50 euros, según los datos de FACUA.

En este contexto, la asociación de consumidores advierte de que, en diciembre, las eléctricas deberían devolver a los consumidores 12 euros para que se cumpla la promesa de Pedro Sánchez de que los usuarios, de media, pagarán lo mismo que en 2018 una vez descontado el IPC.

¿En qué datos se sustenta la promesa del Gobierno? ¿Tiene razón FACUA? La clave está en hacer la media incluyendo (o no) a los clientes del mercado libre que tienen contratos a precio fijo. Si se les tiene en cuenta, la promesa del Ejecutivo podría ser realista. Si el cálculo se hace solo con los consumidores acogidos al PVPC, tarifa en la que una parte importante está directamente ligada al precio del mercado mayorista, la promesa se convierte en 'papel mojado'.

“Nuestra promesa no significa que cada uno, como consumidor individual, vaya a pagar lo mismo que en 2018, sino que habrá gente que pague menos, otros que paguen lo mismo y algunos que paguen más", ha afirmado la vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre este asunto.

Cuatro meses de récords

Según las cifras de FACUA, en lo que va de año, la factura de un usuario medio se ha situado, de media, en 88,67 euros, lo que representa una subida del 14,9 % con respecto a los 77,18 euros de todo 2018.

Y es que, en los últimos cuatro meses, los consumidores han tenido que hacer frente a los recibos más caros de la historia de forma consecutiva. Hasta el pasado agosto, cuando la factura del usuario medio ascendió a 93,10 euros, el recibo más caro de la historia había sido el del primer trimestre de 2012: 88,66 euros mensuales (con el IVA al 18 %). En septiembre se situó en 102,71 euros, volviendo a batir todos los récords, lo que volvió a ocurrir en octubre, al alcanzar los 120,68 euros.

En noviembre del año pasado, el precio del kWh se situó, de media, en 13,47 céntimos (impuestos indirectos incluidos). El pasado mes, el precio medio fue de 25,40 céntimos en horario valle, 29,74 en horario llano y 31,97 céntimos en el tramo punta. Es decir, el cálculo aritmético arroja una media de 29,04 céntimos kWh, un 115,6 % más caro que hace un año.

Propuestas de FACUA

La asociación de consumidores propone al Ejecutivo imponer durante al menos seis meses un descuento mínimo del 50 % en la factura eléctrica sometida a la tarifa regulada PVPC de "la inmensa mayoría de familias, excluyendo solo a las rentas más altas". "Descuento que -añade FACUA-, al igual que el actual bono social, correría a cargo de las principales energéticas que operan en España de manera proporcional a sus cuotas de mercado".

A su vez, la organización está llamando a los consumidores a hacer un "boicot contra el oligopolio energético". "Ante los abusos tarifarios y el chantaje en el que han llegado a incurrir las eléctricas con la amenaza de cierre de las nucleares tras las medidas aprobadas por el Gobierno, FACUA propone a los consumidores sin bono social que abandonen Iberdrola, Endesa o Naturgy y soliciten el alta con otra comercializadora", explican fuentes de la asociación.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados