Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Proveedores
  4. Rittal: Soluciones de refrigeración para armarios exteriores

Rittal: Soluciones de refrigeración para armarios exteriores

Ante las recientes olas de calor, Rittal recuerda que cada aumento de 10 grados en la temperatura de funcionamiento de un armario eléctrico reduce la vida útil de sus componentes a la mitad, además de provocar otra serie de problemas, entre ellos, pérdida de potencia y fluctuaciones en los circuitos.

Preservar la seguridad de los elementos electrónicos y de los equipos de procesos críticos en el exterior es esencial para el éxito de cualquier actividad productiva. Un fallo en los sistemas se traduce en paradas y tiempos de inactividad que repercuten negativamente en la rentabilidad de la compañía. Por ello, es importante proteger estos componentes críticos con los armarios adecuados, explican desde Rittal en una nueva entrada de su blog

"Para evitar el tiempo de inactividad, no basta con los armarios; es necesario integrar soluciones de climatización industrial", agregan. Estas soluciones ayudan a optimizar el rendimiento de los equipos y reducen los fallos en los sistemas, además de prolongar la vida útil de los componentes. De hecho, con cada aumento de 10 °C en la temperatura de funcionamiento de tus elementos electrónicos, su vida útil puede reducirse a la mitad.

El calor, un gran enemigo

De todos los elementos que pueden dañar los equipos electrónicos, el calor es el "asesino oculto". Las unidades de control, los dispositivos de estado sólido y los microprocesadores envejecen rápidamente por el efecto del calor. Cuando estos componentes se sobrecalientan, esto afecta a su rendimiento y pueden empezar a producirse pequeñas anomalías. Si no se controla, puede producirse un fallo repentino en los componentes que podría causar, entre otros los siguientes problemas:

  • Una potencia inferior a la prevista.
  • Fallos por disparo y fluctuaciones en circuitos.
  • Anulación de la garantía de los componentes.
  • Pérdida de productos.

Por ello, para las aplicaciones en el exterior, lo primero es controlar el calor externo. Aunque la temperatura ambiente y la humedad en el exterior son sin duda un problema, se trata solo de la mitad de la batalla. Los componentes electrónicos pueden hacer que se originen altas cargas térmicas en el interior del propio armario.

La tendencia a tener densidades de equipos más altas dentro de los armarios únicamente empeora la situación, ya que puede evitar que exista un flujo de aire adecuado. Es por eso que la solución de climatización, especialmente en el exterior, debe poder controlar el calor de fuentes externas e internas de forma eficiente.

Tres índices fundamentales

Para mantener los elementos electrónicos a salvo, la solución de climatización debe poder trabajar adecuadamente dentro del armario sin comprometer su índice IP/NEMA. En este sentido, para armarios eléctricos exteriores, existen tres índices fundamentales que se nombran en el NEMA 250:

  • Tipo 3R: Armarios fabricados para su uso en interiores o exteriores que proporcionan un grado de protección al personal frente al acceso a piezas peligrosas, un grado de protección al interior de los equipos dentro del armario frente a la entrada de objetos sólidos externos (acumulación de suciedad), un grado de protección con respecto a los efectos dañinos en los equipos a causa de la entrada de agua (lluvia, aguanieve o nieve), y que no se dañarán por la formación de nieve en la parte externa del armario.
  • Tipo 4: Armarios fabricados para su uso en interiores o exteriores que proporcionan un grado de protección al personal frente al acceso a piezas peligrosas, un grado de protección al interior de los equipos dentro del armario frente a la entrada de objetos sólidos externos (acumulación de suciedad y polvo arrastrado por el viento), un grado de protección con respecto a los efectos dañinos en los equipos a causa de la entrada de agua (lluvia, aguanieve, nieve, salpicaduras de agua y agua de una manguera), y que no se dañarán por la formación de nieve en la parte externa del armario.
  • Tipo 4X: Esta categoría indica que este armario proporciona un nivel de protección adicional frente a la corrosión y que no se dañará por la formación de nieve en la parte externa del armario.

Los armarios instalados en el exterior normalmente no pueden eliminar la carga térmica interna con refrigeradores termoeléctricos o intercambiadores de calor aire-aire. Sin embargo, en las aplicaciones de tipo 3R, 4 y 4X se pueden usar ventiladores con filtro o ciertos aires acondicionados.

Además, los armarios de tipo 3R y 4 también pueden beneficiarse de unidades de refrigeración que se hayan fabricado específicamente para proporcionar una eficiencia energética significativamente superior a la de las soluciones existentes.

La propuesta de Rittal

El fabricante ofrece una solución de climatización para cada una de las aplicaciones en el exterior, como, por ejemplo, los refrigeradores Blue e+ que cuentan con certificado UL, NEMA 3R y NEMA 4. Además, sus soluciones a medida incluyen diversas tecnologías de refrigeración pasivas y activas, desde intercambiadores de calor y chillers, a ventiladores y refrigeradores estándar.

En este apartado, Rittal subraya que los refrigeradores Blue e+ presentan una tecnología de refrigeración híbrida que proporciona un ahorro energético de hasta el 75 %, así como otras ventajas como una rápida y sencilla instalación, su capacidad multivoltaje y una pantalla táctil multilenguaje incorporada.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados