Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Proveedores
  4. Schneider Electric ‘abre’ su fábrica de Barcelona para presentar sus data center prefabricados

Schneider Electric ‘abre’ su fábrica de Barcelona para presentar sus data center prefabricados

Visitamos la planta de Sant Boi de Llobregat, una de las dos factorías de todo el mundo que produce estos centros de datos preconfigurados. Estas soluciones están disponibles en cuatro modelos que van desde los 20 a los 100 kW de potencia. Entre sus principales ventajas, estos equipos reducen a la mitad los tiempos de entrega y su coste es un 15 % inferior a los data center tradicionales.

En los próximos cinco años, España multiplicará por seis su capacidad actual de centros de datos; pasará de los 100 MW que se han instalado hasta ahora a superar los 600 MW en 2026. Además, los datos generados a nivel global aumentarán un 500 % de aquí a 2025 y el consumo eléctrico de los data center se incrementará un 50 % en los próximos tres años. Es más, actualmente, los centros de datos en construcción en Europa baten récords y suman una potencia de 274,5 MW.

En este contexto, el mercado de los centros de datos en España está registrando un rápido crecimiento, favorecido por diferentes factores. Entre ellos, un menor impacto de la crisis energética frente a otros países europeos, su buena ubicación geográfica (se están colocando nuevos cables en la Península para hacer más rápida la conexión con EE.UU., Sudamérica y África), su gran capacidad para producir energía renovable y la seguridad que ofrece a los inversores.

Así lo puso de manifiesto Schneider Electric este martes en un encuentro internacional en el que fabricante galo 'abrió' las puertas de su fábrica de Sant Boi de Llobregat (Barcelona) a un reducido grupo de periodistas y expertos, entre ellos el área de Material Eléctrico de C de Comunicación. La cita sirvió, además, para presentar los nuevos data center prefabricados que se producen en dos centros en todo el mundo: la mencionada factoría de Barcelona y otra ubicada en Estados Unidos.

Nuevos data center preconfigurados

La nueva gama Easy Modular Data Center All-in-One de Schneider Electric es una familia de centros de datos prefabricados que ofrece cuatro modelos estándar distintos; estos van desde los 20 kW (con 4 racks) a los 100 kW (con 14 racks) de potencia y se pueden configurar en contenedores de 20 a 45 pies de tamaño.

Una de las principales ventajas de este sistema es que su implementación es más rápida que la de un centro de datos tradicional, pues no hay que realizar obra civil. En este sentido, el tiempo de entrega se reduce a la mitad; actualmente, y según explicaron los dirigentes de Schneider Electric, la compañía gala está suministrando estos sistemas en solo 12 semanas.

Schneider Electric Manuel Pérez Tabernero

Manuel Pérez-Tabernero abrió la jornada con una intervención en la que explicó por qué España es un destino atractivo para invertir en el negocio de los centros de datos.

Otras de las ventajas de estos centros de datos prefabricados es su coste (un 15 % inferior a las de los data center convencionales), su eficiencia, su vida útil (hasta 20 años), la reducción de costes que implican y, ligado a lo anterior, el rápido retorno de la inversión. A ello hay que sumar que el 90 % de los productos que se instalan en estos data center son productos fabricados por Schneider Electric, lo que permite al fabricante gestionar los riesgos de la cadena de suministro.

"Esta forma de fabricarlos nos permite tener un stock como si fuera otro producto más del portfolio de Schneider Electric", afirmó Elliott Turek, Ofer & Innovation Leader Modular Data Centers de Schneider Electric.

La planta de Sant Boi duplica sus ingresos

La fábrica de Schneider Electric de Sant Boi de Llobregat es una de las dos plantas que producen estos data center prefabricados en todo el mundo. En estas instalaciones se pinta el contenedor y se ensamblan los equipos de su interior. "Lo que se hace aquí es la ingeniería de la ubicación de los equipos para que, a la hora de hacer un mantenimiento o una actualización, se pueda hacer sin problemas", explica Manuel Pérez-Tabernero, Data Center Manager Iberia de Schneider Electric.

La planta barcelonesa, que cuenta con una superficie de 7.000 metros cuadrados, puede producir hasta 30 data center preconfigurados de forma simultánea. Una buena muestra del crecimiento de este segmento es que, en el último año, esta fábrica ha registrado un aumento de la actividad significativo; esto se ha traducido en un incremento de la plantilla del 50 % y en que la factoría ha duplicado sus ingresos en los últimos 12 meses.

En este sentido, las perspectivas de Schneider Electric son más que positivas. Y es que el fabricante galo prevé que el negocio de las soluciones prefabricadas crezca de forma importante a nivel global en los próximos años, de hecho, estima alcanzar (a nivel mundial) los 500 millones de euros en esta línea de negocio en 2025.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados