Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

La sustitución de lámparas convencionales por tecnología Led sigue generando confusión

Transcurrido 1 año de la prohibición de las lámparas halógenas, desde Anfalum advierten que el segmento residencial sigue confuso a la hora de elegir la lámpara idónea según el espacio que necesita iluminar. La asociación vuelve a poner en valor la guía “Qué bombilla necesito”.

Transcurrido 1 año de la prohibición de las lámparas halógenas (1 de septiembre de 2018), la sustitución de las lámparas convencionales por tecnología Led sigue generando confusión, señalan desde Anfalum.

En este sentido, desde la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación advierten que el segmento residencial, el gran público, sigue confuso a la hora de elegir la lámpara adecuada según el ámbito que necesita iluminar. "Elegir una bombilla Led que sustituya las convencionales puede ser una tarea sencilla que, con tanta variedad de productos y especificaciones, puede llevar a comprar el producto equivocado si no se tienen claros algunos conceptos básicos", resaltan.

Por ello, Anfalum vuelve a poner de actualidad la guía práctica denominada "Qué bombilla necesito", un documento que sirve para orientar al público no profesional a la hora de sustituir sus lámparas convencionales al final de su vida útil. Esta guía se editó en colaboración con AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social) y Aenor.

A través de sencillos pasos, la guía desgrana los distintos tipos de lámparas y las unidades de medida para conocer el grado de eficiencia y la luminosidad que nos proporcionará. La tecnología Led ha traído un importante ahorro en los consumos ofreciendo una luz equivalente a las antiguas bombillas incandescentes o halógenas. Además, todos los estándares de conexión (casquillo, downlight, tubo fluorescente, etc.) tienen su homóloga fabricada en tecnología Led.

La guía diferencia las estancias a iluminar y qué tipo de luz requieren. Así, por ejemplo, para la cocina y el baño se recomienda iluminación neutra y/o fría, mientras que en espacios como los dormitorios o el salón son recomendables lámparas que emitan luz cálida. Además, recomienda consultar la etiqueta energética que clasifica la bombilla por su capacidad de generar luz utilizando más o menos energía, y el consiguiente reciclaje de estos productos una vez termine su vida útil.

Ahorro de 42 millones de kWh, según Ledvance

En este contexto, Ledvance ha realizado un análisis que muestra que en este año, desde la entrada en vigor de la prohibición de fabricar lámparas halógenas clásicas, se han dejado de emitir 20 toneladas de CO2 y se han ahorrado 42 millones de kWh (el estudio engloba todas las lámparas tipo clásicas que la compañía ha reemplazado por lámparas Led en este año y cuyo funcionamiento era de 1.000 horas/año; o 2,7 horas/día).

Ledvance pone de relieve que en este periodo la realidad viene demostrando que la alternativa de presente y futuro es la tecnología Led, ya que no solo mejora el rendimiento de las lámparas y aumenta los beneficios empresariales, sino que contribuye positivamente al bienestar de las personas y cuidado del medioambiente. Alberto Casado, director de marketing de Ledvance, ha señalado que "es una responsabilidad de todos los sectores de la sociedad favorecer el desarrollo sostenible, y la tecnología Led contribuye a ello reduciendo el consumo energético y, por tanto, cuidando el medioambiente".

Desde la compañía se detalla que, a partir del 1 de septiembre de 2018, aunque se han podido seguir vendiendo los stocks almacenados hasta fin de existencias, la prohibición afectó a las lámparas halógenas clásicas que, por lo general, estaban hechas de cristal, emitían luz omnidireccional y contaban con un casquillo E27 o E14. De igual modo, también había lámparas no direccionales con casquillos G4 y GY6.35 que también tuvieron que dejar de ser fabricadas debido a los cambios en la ley.

Noticias relacionadas

El mercado de iluminación cayó un 8,9 % en 2018 El mercado de iluminación cayó un 8,9 % en 2018
Los fabricantes del sector de la iluminación presentes en la...
Cómo mejorar la iluminación en un hospital, según Ledvance Cómo mejorar la iluminación en un hospital, según Ledvance
"En un hospital cada estancia tiene necesidades específicas que...

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados