Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Reportajes
  3. Las baterías de condensadores: eficiencia y ahorro desde el primer minuto

Las baterías de condensadores: eficiencia y ahorro desde el primer minuto

 

La energía reactiva es la demanda adicional de energía que algunos equipos de carácter inductivo, como motores, transformadores, iluminarias, etc., necesitan para su funcionamiento. Esta energía "extra" puede descompensar una instalación eléctrica. Hay que decir que la mayor parte de las cargas industriales producen este tipo de energía, conjuntamente con la energía activa.

La energía reactiva es causa de algunos efectos negativos que se derivan del consumo de este tipo de energía, como se refleja en la documentación de compañías eléctricas, como Endesa: aumento de los costes económicos reflejados en las facturas eléctricas; pérdida de potencia de las instalaciones; caídas de tensión que perjudican los procesos; transformadores más recargados. Además, esta energía provoca sobrecarga en las líneas transformadoras y generadoras sin producir un trabajo útil, por lo que, como consecuencia, es necesario compensarla para optimizar las instalaciones eléctricas.

Concienciación sobre la compensación de reactiva

Los métodos de compensación de esta energía reactiva son una de las soluciones en las que trabajan diversos fabricantes y compañías con el fin solventar estos problemas y rebajar la factura eléctrica de sus clientes.

A pesar de la creciente valoración de estas tecnologías, las empresas del sector creen que hay que trabajar más en su difusión y formación. “La aplicación de recargos por un exceso de consumo de energía reactiva lleva ya varias décadas implementadas en el sistema tarifario español, por lo que es un tema con un conocimiento significativamente amplio por los agentes implicados en gestión energética, desde ingenierías hasta el instalador eléctrico. De todas maneras, siempre es necesario divulgar al máximo este conocimiento y, en ese sentido, nuestra empresa prosigue con su constante política de formación a todos los niveles”, explican desde la firma Circutor.

Sin embargo, la prolongación de la recesión económica ha hecho mella en el sector a la hora de invertir en estas soluciones. “No todo el mundo está concienciado con el ahorro de energía eléctrica o, lo que es más correcto, muchas compañías no pueden realizar inversiones en baterías de condensadores teniendo en cuenta el delicado momento que viven las empresas en nuestro país, especialmente las Administraciones Públicas”, cuenta a la redacción Ángel Barranco, director general de Aener Energía.

“Efectivamente, hay una concienciación por parte de los usuarios para ser más eficientes, no sólo desde el punto de vista económico, sino también desde el punto de vista del consumo energético”, opina Juan Hernández, jefe de producto de Power Quality de Schneider Electric.

En principio, cualquier sector de actividad o industria se muestra interesado en estas tecnologías. Para un fabricante como Chint Electrics, “en teoría, no hay un sector o industria más sensible que otro en la compensación de energía reactiva. Básicamente, allá donde haya equipos de carácter inductivo.

Reportaje completo en el número 5 de Cuadernos de Material Eléctrico.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados