Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Erupción en La Palma: Así lo está viviendo una empresa instaladora ubicada a 3 kilómetros del volcán
La lava ya ha arrasado más de 150 viviendas. Fotograma de un vídeo publicado por la Agencia Canaria de Noticias y Audiovisuales.
La lava ya ha arrasado más de 150 viviendas. Fotograma de un vídeo publicado por la Agencia Canaria de Noticias y Audiovisuales.

Erupción en La Palma: Así lo está viviendo una empresa instaladora ubicada a 3 kilómetros del volcán

“Es un espectáculo letal”, afirma Santiago Castro, uno de los empleados de Instalaciones Eléctricas Onice. “Llevamos un par de días en los que apenas suena el teléfono, la gente está pendiente del volcán”, nos cuenta. La principal preocupación para los trabajadores de esta empresa reside ahora en los gases tóxicos, que podrían obligar a desalojarles.

El pasado domingo, a las 15:13 horas, el volcán de la Cumbre Vieja de la isla de La Palma comenzó a escupir lava. Desde entonces, las coladas de material incandescente han arrasado más de 150 viviendas y alrededor de 300 explotaciones.

Muy cerca de la boca principal del volcán, a unos 3-4 kilómetros, se sitúa el almacén de Instalaciones Electricas Onice, una empresa de ámbito local especializada en instalaciones eléctricas, telecomunicaciones, climatización y frío industrial.

"Llevamos un par de días en los que apenas suena el teléfono; la gente está pendiente de lo que tiene que estar, que es del volcán", nos cuenta Santiago Castro, uno de los seis empleados que trabaja en el almacén de material eléctrico de la compañía, situado en el municipio de El Paso.

"Para gente que, como yo, no hemos vivido una situación así antes, esto es algo impresionante. Es un espectáculo letal. Allí por donde pasa, lo arrasa todo. Hay zonas en las que la lava está cogiendo hasta 15 metros de altura. Las casas, literalmente, desaparecen a su paso", nos explica, visiblemente impresionado, Santiago.

"En principio, nuestra sede no se va a ver afectada por la lava, pero en esta zona de Tacande hay varias calles que esta noche han sido desalojadas, porque se han abierto varias bocas en cotas más bajas. Esto supone que los gases pueden ser perjudiciales para la salud de las personas que se encuentren en estas zonas", señala el trabajador de Instalaciones Eléctricas Onice.

"Nuestro principal riesgo ahora es que nos desalojen por el tema de los gases", añade Santiago, expectante ante el desarrollo de los acontecimientos.

Y es que, la última erupción volcánica en La Palma, que se produjo hace medio siglo, estuvo expulsando lava durante 24 días. Si la situación actual se mantiene estable, la lava llegará hoy al mar, con la esperanza de que la colada siga su curso y no afecte a más viviendas y explotaciones agrícolas.

 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados