Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. COVID-19: Así será el desconfinamiento por fases hasta llegar a la "nueva normalidad"
Foto: Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa.
Foto: Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa.

COVID-19: Así será el desconfinamiento por fases hasta llegar a la "nueva normalidad"

La "nueva normalidad", a la que no se llegará antes de ocho semanas, será gradual, asimétrica, coordinada y con adaptabilidad, según ha anunciado Pedro Sánchez. Mientras, seguirá habiendo estados de alarma.

Con un horizonte mínimo de seis semanas y máximo de ocho (si la evolución de la pandemia del COVID-19 lo permite), el Consejo de Ministros ha aprobado este martes, 28 de abril, el calendario del desconfinamiento, cuyo nombre ténico es 'Plan para la Transición hacia una nueva normalidad', que se ha estructurado en cuatro fases, cada una de las cuales tendrá un periodo mínimo de duración de 15 días.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha comparecido en rueda de prensa desde el Palacio de la Moncloa (Madrid), ha anunciado que la transición hacia la que se ha venido a denominar "nueva normalidad" será gradual (se ha estructurado en fases, no por fechas), asimétrica (por territorios), coordinada (entre Gobierno y las diferentes Comunidades Autónomas) y con adaptabilidad ("porque no sabemos a lo que nos estamos enfrentando", ha asegurado el jefe del Ejecutivo).

En todo caso, seguirá habiendo estados de alarma (que deberán ser aprobados por el Congreso), "hasta que lleguemos a esa nueva normalidad", ha apuntado Sánchez. Una nueva normalidad en la que el uso de mascarillas, las medidas de higiene individual, el distanciamiento social... deberán seguir siendo la norma. "Esa transición no avanzará igual en toda España pero las reglas serán iguales para todos", ha avanzado, y también ha dicho que será el Ministerio de Sanidad el que dictará las órdenes ministeriales que detallarán todas y cada una de las fases de desescalada.

Sánchez pide "cautela, paciencia y prudencia hasta que dispongamos de vacuna"

"El virus no se ha ido, sigue ahí, al acecho, y continuará hasta que dispongamos de una vacuna o terapia efectiva", ha recalcado Sánchez, quien también ha apelado a la "cautela, paciencia y prudencia" de todos y cada uno de los ciudadanos, no sólo en cada una de las fases de desescalada, sino también cuando se alcance la "nueva normalidad".

En las cuatro fases en las que se ha estructurado el desconfinamiento "no habrá movilidad entre provincias e islas", es decir, que todas las actividades permitidas en cada una de las fases en las que se ha estructurado el Plan "se podrán realizar en la unidad territorial (provincia o isla) en la que se viva", ha aclarado, pero no entre provincias.

Y, aunque se ha establecido la provincia como "unidad territorial" para ir aplicando las diferentes fases de desescalada, Sánchez ha explicado que si una comunidad autónoma plantea que una zona concreta deber ser "una unidad de acción diferenciada", porque la evolución de la pandemia sea diferente entre localidades de una misma provincia, por ejemplo, "el Ministerio de Sanidad tendrá que decidir si eso es posible o no", ha precisado.

Cada unidad territorial irá pasando de una fase a otra en función de cómo evolucione la pandemia en esa zona, de las capacidades estratégicas del sistema sanitario o de las medidas higiénico-sanitarias que se hayan adoptado. "La nueva normalidad llegará cuando se hayan superado todas las fases", ha indicado el jefe del Ejecutivo. Si todo evoluciona favorablemente, toda España se encontraría en esa nueva situación a finales de junio. Mientras, cada 15 días se decidirá qué territorios transitan hacia la siguiente fase de desescalada. Y lo hará la autoridad competente: el Ministerio de Sanidad.

Fase 0: preparación de la transición o desescalada

La primera fase "es en la que ya nos estamos encontrando", ha dicho Sánchez. En ella, además de las medidas de alivio comunes que se están adoptando (como las salidas a la calle con menores de edad o la medida proyectada para que, a partir del 2 de mayo, se pueda practicar ejercicio de manera individual o salir a pasear con la persona con la que se conviva), se abrirán "pequeños resquicios de actividad económica", ha señalado el presidente.

A modo de ejemplo, Sánchez ha anunciado que se irán adoptando medidas (el Ministerio de Sanidad irá publicando las órdenes ministeriales que las detallen) para que se puedan abrir pequeños locales o centros de atención al público con cita previa. Los restaurantes podrán abrir, pero sólo aquellos que tengan servicios de comida para llevar a domicilio. No se permitirá el consumo en el local. Y, siempre, "teniendo en cuenta las máximas medidas de protección individual", ha resaltado. También se permitirán entrenamientos individuales y entrenamiento básico de ligas profesionales.

Fase 1: fase inicial 

En esta fase se permitirá el inicio parcial de algunas actividades. Por ejemplo, el pequeño comercio, "conservando siempre estrictas medidas de seguridad" desde el punto de vista sanitario, pero no las grandes superficies comerciales (por el riesgo de aglomeraciones y porque se produce mayor movilidad). Sí podrán hacerlo terrazas, lugares de culto, determinados alojamientos turísticos... pero con restricciones. Los aforos se limitarán a un tercio de la capacidad de los locales. Con respecto a la apertura de locales, el presidente ha avanzado que se determinarán horarios preferentes para mayores de 65 años.

Fase 2: intermedia 

En la que ha sido denominada como fase intermedia, ya prodrán abrir los restaurantes. "Se abrirán los espacios interiores -ha señalado Sánchez-, pero con garantías de separación y sólo con servicio de mesas". Sólo se permitirá un tercio del aforo. También se permitirá reabrir cines, teatros, visitas a monumentos, salas de exposiciones, de conferencias... pero únicamente con un tercio del aforo.

Fase 3: avanzada

"Cuando se cumplan los marcadores requeridos -ha dicho el presidente del Gobierno- ya habrá una mayor flexibilidad general". Ha insistido en que seguirá siendo recomendable (que no obligatorio) el uso de mascarillas, pero ha subrayado que, en el ámbito comercial, habrá que limitar el aforo al cincuenta por ciento y se deberá conservar la distancia mínima de dos metros. También se permitirán las actividades de restauración ("se flexibilizarán", ha precisado), pero "con unas estrictas condiciones de separación".

Haz tu comentario

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados