Inicio / Noticias / Sectoriales / El sector eléctrico será la principal palanca de la descarbonización

El sector eléctrico será la principal palanca de la descarbonización

Así lo recoge la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo (ELP), que se encuentra actualmente en periodo de información pública.

Al finales de 2050 el consumo de energía en España debería ser plenamente renovable. Es el objetivo principal de la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo (ELP), que el pasado mes de julio inició su periodo de información pública, periodo que finaliza el próximo 30 de septiembre.

En este documento se fija la hoja de ruta a seguir para completar la transición energética, que “mejorará la salud y calidad de vida de la ciudadanía, e incidirá en la conservación de la biodiversidad y la adaptación al cambio climático”, según el Ministerio para la Transición Ecológica.

En términos generales, la Estrategia de Descarbonización contempla las siguientes magnitudes:

1.- La Estrategia permitirá que el consumo final de energía y el crecimiento económico se desacoplen, gracias a la mejora de la eficiencia energética y al ahorro, el consumo de energía primaria se reducirá en torno a un 50 % desde el año 2020 hasta el año 2050.

2.- El sector eléctrico, 100 % renovable antes de llegar a mitad de siglo, será la principal palanca de la descarbonización, ya que se prevé que la electrificación de los usos energéticos finales se duplique, pasando de un 26 % en 2020 a un 52 % en 2050. Para ese año, el 86 % del consumo energético en los hogares será electricidad renovable. En el caso del sector servicios, el porcentaje será del 91 %.

3.- El resto de la contribución renovable a mediados de siglo se compondría de combustibles renovables (biocombustibles, hidrógeno renovable…) y energías renovables de uso final (solar térmica de concentración, biomasa, etc), que permitirían abastecer al transporte y la movilidad con fuentes limpias en un 79 % a mediados de siglo. De igual modo, la práctica totalidad -el 97%- de los sistemas de calor y frío serán renovables.

4.- Todo ello permitirá que el sistema energético nacional, y no sólo el eléctrico, sea renovable: se estima una cifra cercana a un 97 % de origen renovable en el uso final de la energía para 2050.

Descarbonización y edificación

En el borrador de la Estrategia también se hace mención al ámbito de la edificación. Según recoge el documento, “el sector de la edificación estará plenamente descarbonizado para el año 2050 y, para lograrlo, es prioritario desarrollar actuaciones que mejoren la sostenibilidad de los edificios ya existentes, pues se espera que en 2050 el 80 % del parque edificado estará compuesto por edificios ya construidos hoy”.

La ‘ola de rehabilitación’ será clave en la transformación del sector, al igual que la electrificación de las necesidades energéticas: se prevé que en 2050 el 81% de las demandas sean cubiertas con electricidad.

Eso sí, “los mayores cambios para lograr estas cifras se producirán en las aplicaciones de calor y frío. Los combustibles renovables y las energías renovables de uso final también tendrán un papel destacado, dado que se encargarán de cubrir las necesidades energéticas que no se hayan podido electrificar“, matizan desde el Ministerio para la Transición Energética.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio