Inicio / Opinión / Juanjo Catalán / 2022: Año clave para la digitalización de las pymes

2022: Año clave para la digitalización de las pymes

Por Juanjo Catalán

El final de la cuenta atrás ha llegado. Es el momento en España de dar el salto a la digitalización para muchas pymes y autónomos. El Gobierno ha lanzado el programa Kit Digital para invertir más de 3.000 millones de euros en la transformación digital de las pymes y los autónomos. Se trata de una iniciativa para contribuir a modernizar el tejido productivo español.

En concreto, el programa está dotado con un presupuesto de 3.067 millones de euros, financiado por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation EU y tiene el objetivo de digitalizar a pequeñas y medianas empresas y autónomos en todo el territorio nacional.

Kit Digital nace así para apoyar e impulsar la transformación digital de pequeñas empresas, microempresas y autónomos, y acompañarles en la adopción de soluciones digitales que aumenten su nivel de madurez digital. Un programa enmarcado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la agenda España Digital 2025 y, por último, el Plan de Digitalización de las Pymes.  

Programa Kit Digital
Para acceder a las soluciones digitales personalizadas, las empresas interesadas deberán comprobar primero su nivel de digitalización a través de un ‘test de autodiagnóstico’, puesto a su disposición en la plataforma Acelera pyme.

Las posibilidades que ofrece el programa Kit Digital son:

  •  Comercio electrónico.
  •  Gestión de redes sociales.
  •  Gestión de clientes y/o proveedores.
  •  Business Intelligence y analítica.
  •  Servicios y herramientas de oficina virtual.
  •  Gestión de procesos.
  •  Factura electrónica.
  •  Comunicaciones seguras.
  •  Ciberseguridad

Razones para dar el salto a la digitalización

Crecer, mejorar la productividad y abaratar costes son los tres pilares de una empresa competitiva. Y los tres se resumen en uno: apostar por la digitalización. Lo han hecho ya la Administración y las grandes corporaciones; pero a las pequeñas empresas, más del 95 % de las compañías españolas lo son, les cuesta mucho coger este tren. Esta circunstancia les priva de grandes oportunidades en un mercado cada vez más rápido y global.

Digitalización implica diversas áreas, en procesos, cloud, internet de las cosas y ciberseguridad.
Es necesario que tanto empresas como autónomos manejen términos como Cloud, IoT (Internet de las Cosas), Ciberseguridad, Digitalización de Procesos y Big Data, como algo cotidiano y natural.

La digitalización permite reducir la distancia competitiva entre una gran compañía y una pyme. Una pequeña y mediana empresa, al tener menor tamaño, tiene la posibilidad de ser más ágil en los cambios. Resulta más fácil maniobrar con una moto que con un camión. Con la digitalización sucede algo similar: mientras acometer la completa digitalización en una gran empresa puede llevar entre 4 y 5 años, a una pyme le basta con 1 o 2. Aun con esta ventaja operativa, el proceso debe hacerse con criterio y sin saltarse ningún paso.

Hoja de ruta en 5 pasos hacia la digitalización de la pyme:

  1. Conectividad fiable y segura. La base y primer paso imprescindible en la transformación digital.
  2. Sistemas de ciberseguridad.  Principalmente, proteger el e-mail, la red y los dispositivos de cualquier ciberataque cada vez más frecuentes y sofisticados.
  3. Servicios Cloud. Información protegida y disponible cuando resulte necesaria.
  4. Puesto de trabajo de back office. Soluciones colaborativas para mejorar la productividad de los empleados desde cualquier lugar y comunicación entre equipos.
  5. Presencia online. Posicionar a la empresa y darla a conocer, abrirse a nuevos clientes y destacar en el mercado ante competidores.

Para operar en digital de forma satisfactoria es necesaria una buena conexión con clientes y proveedores, y que además permita a los empleados desempeñar sus funciones allá donde se encuentren.

La conectividad es la clave que hace que todo sea posible; engloba la fibra, las redes internas y las nuevas redes móviles 5G.

“El instalador será digital o no será”

Esta frase corresponde al título de la primera entrada de este blog; en aquel momento, hace más de cuatro años, era una sentencia muy rotunda pero, después del tiempo transcurrido, este texto cobra todavía más fuerza. Para no repetirme, solo recordaré las primeras líneas del citado post.

“La transformación digital está suponiendo un antes y un después en la manera de almacenar y transformar la energía. En este nuevo contexto energético, el consumidor se convierte en el eje fundamental sobre el que construir nuevos modelos de negocio, donde el instalador tiene una gran oportunidad de desarrollo aprovechando la proximidad que siempre ha tenido con el cliente, aunque sin olvidar que es tan grande la oportunidad que no faltarán nuevos entrantes que pueden arrebatarle una parte importante de este ‘apetitoso pastel’”.

Termino como he empezado. 2022 será un año clave para la digitalización; si eres una pyme instaladora o un instalador autónomo y todavía no has dado el salto a la digitalización, ahora es tu momento.

Como me despido siempre. A todos los que todo esto os interesa, os espero en mis próximos artículos. ¡Hasta pronto! 

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
2 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Juanjo Catalán
Juanjo Catalán
12/01/2022 11:27

Gracias Jeroni.
Interesante apunte.
Supongo que este criterio se ha aplicado para evitar al principio cuellos de botella.
Por mi parte estaré atento si hay alguna novedad para las
y autónomos.

Jeroni Cadena
Jeroni Cadena
11/01/2022 17:19

Hola Juanjo,
Gracias por tus artículos.
En referencia a este articulo “2022: Año clave para la digitalización de las pymes”.

Como ya debes saber, todas las Pymes, Micro Pymes o Autónomos que no acrediten tener más de 10 empleados quedan fuera. Así lo publicó C de Comunicación: https://cdecomunicacion.es/noticias/48556/ayudas-kit-digital-pymes
Durante el período 2021-2023, se lanzarán varias convocatorias de ayudas dirigidas a los diferentes segmentos de pymes y autónomos. La primera convocatoria de ayudas, con una inversión de 500 millones de euros, irá dirigida a pymes de entre 10 y 49 trabajadores.

¿Cuántos miles de empresas quedarán fuera por no cumplir solo este requisito?

Scroll al inicio