Inicio / Sector eléctrico / FENIE y AFME, inquietas ante la posibilidad de modificaciones en el nuevo Reglamento europeo contra la morosidad
AFME FENIE

FENIE y AFME, inquietas ante la posibilidad de modificaciones en el nuevo Reglamento europeo contra la morosidad

Por Sara PortilloRedactora del Área de Material Eléctrico
"Hasta que no se publique el reglamento no podemos estar tranquilos y asegurar que la reglamentación mejorará los comportamientos de pagos en las operaciones comerciales", indican desde FENIE al área de Material Eléctrico. "Hemos visto muchos cambios de última hora", asegura AFME.

La votación de la Comisión IMCO del Parlamento Europeo a las enmiendas al nuevo Reglamento europeo contra la morosidad en las relaciones comerciales se desarrolló el pasado 20 de marzo. Sus resultados fueron valorados de manera positiva por la PMcM, aunque desde la plataforma se mostraron recelosos ante algunas “excepciones”.

Además, el texto final todavía no se ha aprobado, con lo que existe la posibilidad de que se realicen algunas modificaciones durante el último plenario del Parlamento Europeo en este periodo político o por iniciativa del Consejo Europeo tras el triálogo.

El área de Material Eléctrico de C de Comunicación ha querido conocer las impresiones de la AFME y FENIE al respecto de estos resultados.

La ampliación del plazo de pago

Una de las cuestiones más destacadas es la ampliación del plazo de pago general de 30 días, que será ampliable contractualmente a un máximo de 60 por consenso entre las partes e incluyendo el periodo de certificación.

FENIE indica que “si el acuerdo entre las partes supone únicamente la ampliación del plazo de pago de 30 a 60 días, sería asumible”. No obstante, apunta que sería una línea roja “que el acuerdo entre las partes pueda introducir libertad absoluta en los plazos”. Algo que considera “letal para el reglamento y lo haría absolutamente ineficiente para el objetivo de proteger a las pymes y micropymes del abuso de los grandes contratistas”.

Por su parte, AFME los percibe como “unos límites adecuados siempre y cuando se cumplan”. De este modo, explica que “en algunos casos y sectores los plazos de pago que marca nuestro actual marco legislativo se están incumpliendo sistemáticamente”. Agrega que “hay que mejorar los mecanismos de control y sanción para mejorar en este aspecto”.

Algunos puntos positivos que destacan AFME y FENIE

Algunos de los puntos positivos que, según FENIE, se podrían rescatar es “que no se podrán ampliar los plazos de pago a través de medios de pago aplazados como el confirming”. Además, añade que “se mantiene el plazo de pago respecto a la normativa actual incluyendo las verificaciones oportunas, cuestión que en la actualidad es un punto que se está utilizando para ampliar los plazos”.

Desde la Federación Nacional de Empresas de Instalaciones Eléctricas, Telecomunicaciones y Climatización de España, aseguran que es “fundamental que el texto recoja la obligación de establecer un órgano de seguimiento que, verdaderamente, vele por que se cumplan los plazos de pago máximos que se incluyen en el reglamento”.

Por otro lado, AFME expresa: “Que el acuerdo entre las partes no se haya incluido finalmente, nos parece el punto más destacado”.

Y se explica: “Previamente a la votación, se habían producido movimientos para introducir en el reglamento aspectos tan negativos como la recuperación del acuerdo entre las partes. El permitir que se puedan pactar plazos de pago diferentes a los que marque la Ley, si se acuerda entre el comprador y el vendedor, sabemos por experiencias previas que es una puerta abierta al abuso por parte de empresas con una posición de dominio, que se traducen en plazos de pago abusivos”.

Cautela ante la posibilidad de modificaciones

Hasta la votación definitiva del nuevo Reglamento europeo contra la morosidad el texto está sujeto a modificaciones.

FENIE apunta que “la cuestión que está suscitando más debate es la inclusión del pacto entre las partes”. Considera que “vistas las presiones” que se están produciendo, “hasta que no se publique el reglamento no podemos estar tranquilos y asegurar que la reglamentación mejorará los comportamientos de pagos en las operaciones comerciales”.

En línea con la valoración de la PMcM, de la que el presidente de AFME, Frances Acín, es vicepresidente, la Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico indica que “hasta que no se finalicen formalmente los trámites correspondientes, pueden pasar muchas cosas”. “Hemos visto muchos cambios de última hora”, explica.

“Habrá que ver cómo se traslada en la práctica la ampliación de los plazos de pago para los productos de baja rotación hasta 120 días”, agrega.

Para finalizar, AFME recalca que “si bien las Pymes y los autónomos son las partes más perjudicadas, la imposición de pagos de plazo excesivos es una problemática que afecta tanto a Pymes como a grandes empresas y es pernicioso para la economía en general”.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

Scroll al inicio