Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Reportajes
  3. Luces y sombras en la implantación de contadores inteligentes en España
<p width=Imagen cortesía de Endesa.

" >

Imagen cortesía de Endesa.

Luces y sombras en la implantación de contadores inteligentes en España

En el marco creado por los tres objetivos que la Unión Europea (UE) se ha marcado en el ámbito energético para el año 2020, la legislación española trató de anticiparse en algunos aspectos y se puso en marcha un Plan de Sustitución de Contadores para que todos los clientes con una potencia igual o menor de 15 kW en su instalación eléctrica (unos 25 millones de hogares) renovaran los equipos analógicos por contadores electrónicos.

Dos normas en concreto, el Real Decreto 1634/2006 y el Real Decreto 1110/2007 (y posteriormente la Orden IET/290/2012, de 16 de febrero), han conformado el contexto legislativo que contempla la sustitución de los contadores actuales por los denominados contadores  inteligentes antes del 31 de diciembre de 2018 y que los nuevos contadores deben disponer de discriminación horaria y capacidad de telegestión.

Esta actuación pretende avanzar en el camino de aumentar la generación distribuida y la gestión activa de la demanda. La normativa preveía unos plazos para esta implantación:

-  Antes del 31 de diciembre de 2014 deberá sustituirse un 35% del total del parque de contadores de hasta 15 kW de potencia contratada.

-  Entre el 1 de enero de 2014 y el 31 de diciembre de 2016 deberá sustituirse un 35% del total del parque de contadores de hasta 15 kW de potencia contratada.

-  Entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2018 deberá sustituirse un 30% del total del parque de contadores de hasta 15 kW de potencia contratada.

-  Además, la integración de los equipos sustituidos en los correspondientes sistemas de telemedida y telegestión se deberá acometer de forma paralela a la propia sustitución los mismos.

Varios fabricantes han aportado su opinión sobre este plan y su importancia para el sector eléctrico. Orbis señala que “la planificación para la sustitución de los contadores por los nuevos modelos que incorporan telegestión se modificó en 2012, pero manteniendo el objetivo final para 2018. Es importante que las Administraciones comprueben el cumplimiento de los hitos intermedios”.

Desde el punto de vista del Circutor, “se han dado grandes avances en la implantación de contadores inteligentes y está previsto cumplir con los objetivos establecidos en la revisión del plan contador”. Pero uno de los aspectos importantes es “abordar la implantación del sistema de telegestión como concepto. Además de la instalación de los contadores inteligentes, es necesario instalar los equipos necesarios para recoger la información de los contadores inteligentes, enviarla a los centros de control de las distribuidoras eléctricas y disponer de las plataformas de software necesarias para la gestión de los datos".

Por su parte, Hager explica que “quizá la adopción de medidas se ha ido dando de manera desigual entre compañías. No olvidemos que hay más de 25 millones de contadores en España y todos deben cambiarse, lo que hace que el despliegue de medios deba ser muy grande y, desde luego, costoso”.

Reportaje completo en el número 8 de Cuadernos de Material Eléctrico.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados