Inicio / Reportajes / El vehículo eléctrico va a jugar un papel muy importante en los mercados de flexibilidad

El vehículo eléctrico va a jugar un papel muy importante en los mercados de flexibilidad

Por Miguel Ángel Jiménez
En este artículo Grupo Circutor ofrece su visión sobre la situación de la movilidad eléctrica y sus perspectivas de futuro. El fabricante, referente en el ámbito de las infraestructuras de recarga, aborda también la supresión de barreras que mitiguen la ansiedad por la autonomía, los distintos tipos de carga y las tendencias que cada día ganan más peso como la vinculación entre recarga eléctrica y autoconsumo fotovoltaico.

La electrificación del transporte es una tendencia imparable que apunta a una adopción más rápida de la movilidad eléctrica en la sociedad, pero hasta finales del año, en países como España, habían diversos frenos que dificultaban aumentar las cifras de matriculación de vehículos eléctricos.

Las cifras oficiales indican que las ventas de vehículos eléctricos en España van muy por detrás de los países del centro de Europa y la distancia todavía es mayor cuando hablamos de los países nórdicos, que son los más avanzados a nivel internacional en penetración de mercado; de hecho, Noruega se ha convertido ya en el primer país mundial en el que no será necesario prohibir la venta de coches con motor de combustión interna, simplemente, porque ya nadie los compra.

Desde la óptica de una empresa como Circutor, cumplir los objetivos del PNIEC (5 millones de coches eléctricos en 2030) no será un gran problema: puede parecer un objetivo muy ambicioso, pero con la evolución de las ventas conseguidas en 2021 y en lo que va de año, esta meta es realmente un objetivo muy conservador. Veamos algunas cifras.

Números a tener en cuenta

En España se venden, anualmente, alrededor de 1 millón de coches (859.477 en 2021, debido a la escasez de componentes); de ellos, aproximadamente un 9 % eran eléctricos. En los próximos años, la penetración de mercado se doblará anualmente hasta alcanzar niveles de paridad con la venta de coches de combustión en 2025; y a un ritmo de ventas de 300.000 a 500.000 unidades/año se alcanzará el 2030 con, prácticamente, la electrificación total de las ventas.

En los años venideros también debemos experimentar, al igual que está pasando ya en el resto de Europa, la desaparición de los modelos híbridos enchufables y la imposición de los 100 % eléctricos. Una imposición que llegará de la mano de los propios usuarios. La cultura de la movilidad eléctrica cada día es mayor y todo aquel conductor que, como primera etapa, se pasa al vehículo eléctrico híbrido enchufable, desea el cambio al 100% eléctrico y en ningún caso piensa en volver al motor de combustión.

En estos momentos, el sector está mucho más preocupado de su propia reconversión y de mantener cuotas de ventas en mercados principales, como Alemania y Reino Unido, que en potenciar mercados; es por eso que el apoyo institucional es tan importante. Para no quedar relegados a un mercado de segunda división.

Eliminar barreras a la movilidad eléctrica

La aceleración total llegará gracias a la apuesta que están haciendo las diferentes Administraciones, tanto locales, como autonómicas y estatales, hacía una movilidad libre de CO2. Los países que más han avanzado son aquellos en los que la compra de un vehículo eléctrico no depende de una campaña puntual de subvención o de si tal o cual municipio favorece el aparcamiento o no a los vehículos no contaminantes. Se trata de países que han avanzado estableciendo estímulos fiscales y sociales permanentes en el tiempo, tal como ahora se está empezando a hacer en España.

La ansiedad por la autonomía es fruto, por un lado, de la falta de una red de recarga homogénea, así como de una falta de comunicación y formación efectiva para que los potenciales usuarios conozcan correctamente el uso de los vehículos eléctricos. Por suerte, a finales del año pasado se aprobaron varios decretos que facilitan la instalación de infraestructura de recarga, o que incluso obligan a que se materialicen. Ahora el mensaje que hay que enviar de forma intensiva a la población es que, vaya donde vaya, encontrará siempre una solución de recarga adecuada a sus necesidades (…).

Electricidad renovable y tecnología V2G

Si hablamos de tendencias de futuro, la movilidad eléctrica conlleva también una importante vinculación con el autoconsumo y la energía fotovoltaica. Grupo Circutor está plenamente convencido de que no puede haber sostenibilidad solo por la vía de la electrificación de la movilidad; la electricidad que alimente esta movilidad tiene que producirse con energías renovables y lo más cercana posible. Un gran paso para ello serán las nuevas comunidades energéticas y, sobre todo, la generalización del mercado de la flexibilidad de la demanda, al que los vehículos eléctricos pueden aportar mucho.

Pueden leer el artículo completo en el número 62 de Cuadernos de Material Eléctrico. También pueden consultar la revista en la plataforma Magzter.

 

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio