Inicio / Opinión / Ignacio Mártil / China, líder de la producción mundial de Tierras Raras: ¿a qué precio?

China, líder de la producción mundial de Tierras Raras: ¿a qué precio?

En este post analizo el papel hegemónico que juega China en la extracción de tierras raras, al ser el país que concentra la mayor producción y las mayores reservas de estos minerales de todo el mundo. Continúa un artículo anterior que mostraba la situación de la distribución de los yacimientos de tierras raras en todo el mundo.

Mongolia interior (China), región con las mayores reservas de tierras raras.
Mongolia Interior, la región de China que alberga las mayores reservas de tierras raras del planeta.

Bayan Obo (Mongolia Interior, China) es una ciudad minera industrial cuyos principales recursos son la producción de tierras raras, la metalurgia y la fabricación de maquinaria. Está bajo la administración de la ciudad de Baotou, cuyo centro está a 150 kilómetros al sur. Auto-proclamada “Ciudad natal de las tierras raras”, es la reserva mineral de estos elementos más grande del mundo, concentrada en la mina de Bayan Obo.

Entrada a Bayan Obo, la ciudad de las tierras raras.
La entrada a Bayan Obo se parece mucho a la estepa mongola: praderas levemente onduladas, suelos rocosos. El cartel de entrada dice “Bienvenidos a Bayan Obo, la ciudad natal de las tierras raras”.

La mina a cielo abierto de Bayan Obo contiene aproximadamente 1.400 millones de toneladas de hierro, 1 millón de toneladas de Nb2O5 y más de 40 millones de toneladas de minerales de tierras raras, el 90% del total de las reservas estimadas de estos elementos que están en China. De esos minerales dependen muchas de las nuevas tecnologías: teléfonos móviles, vehículos eléctricos, aerogeneradores, paneles fotovoltaicos, así como armas de última generación.

Los problemas de la extracción de estos minerales

En la actualidad, el mineral que contiene las tierras raras se extrae a un ritmo anual que muestra la siguiente gráfica:

Evolución producción de tierras raras en China.
Evolución anual de la producción de tierras raras en China de 2012 a 2021, expresada en toneladas métricas de óxidos de dichas tierras raras. La cantidad de estos elementos es aproximadamente el 0,1% del total

En la mina de Bayan Obo, que representa el 80 % del total de la producción de China, la extracción se lleva a cabo en un área que cubre 12 kilómetros cuadrados y que requiere remover varios millones de toneladas de mineral; este volumen además genera una enorme cantidad de desechos, tales como elementos químicos tóxicos, metales pesados ​​y material radiactivo (torio).

Las plantas de procesamiento del mineral extraído utilizan baños ácidos para separar las tierras raras, que es el método más contaminante, pero también el más barato. Se han detectado hasta 9 metales pesados potencialmente tóxicos (As, Cd, Co, Cr, Pb, Cu, Zn, Mn y Ni) en los residuos de la mina de Bayan Obo. De hecho, es una de las áreas más contaminadas del mundo. Los habitantes, los ecosistemas y el río Amarillo están pagando costes altísimos.

En la década de 1990, los agricultores tuvieron que abandonar sus cosechas, a expensas de mantener sus cultivos produciendo trigo o maíz contaminados. Los ganaderos también sufrieron estos problemas, ya que sus animales (pollos, vacas, caballos) murieron por envenenamiento, víctimas de una enfermedad dental denominada fluorosis, que también afecta a los humanos (provoca, entre otras dolencias, la pérdida de la dentadura a edades muy tempranas) y que lleva con el tiempo a la imposibilidad de masticar, provocando la muerte por inanición.

Un poco de historia en la extracción de tierras raras

Los yacimientos de tierras raras se descubrieron en 1936, desencadenando una minería industrial a gran escala. Durante la década de 1950, la mina de Bayan Obo recibió grandes inversiones, planificación y experiencia por parte de la Unión Soviética, sentando las bases para que, en los años posteriores, el lugar se convirtiera en la capital de las tierras raras del mundo.

En la década de 1980, la globalización aceleró aún más las actividades mineras, ya que las empresas y los gobiernos de los países industrializados financiaron las explotaciones de tierras raras en China para evitar los altos costes de las regulaciones medio ambientales de sus países de origen. De esta forma importan el preciado mineral y “externalizan” a China contaminación, precio que por el momento China asume, ya que encuentra una gran contrapartida geoestratégica, la de dominar el mercado mundial de estos minerales.

En el año 2000, mientras la mina de Mountain Pass (California, EE. UU.) cesó en sus actividades debido a los problemas de contaminación, China se convirtió en el principal país productor de tierras raras, con más del 95 % del total, porcentaje que se ha reducido al 60 % en la actualidad. De ese total, el 80 % corresponde a la región de Bayan Obo, explotado por el Baotou Iron and Steel Group, una importante empresa de hierro y acero, fundada en 1954 en Baotou. Es la mayor empresa de producción industrial de tierras raras en el mundo.

Los efectos de la contaminación

Los problemas de contaminación afectan al cauce del rio Amarillo, debido a que el sistema de riego de aguas residuales en la región de Baotou contiene trazas de metales tóxicos debido a las actividades mineras de Bayan Obo; hay hasta once empresas en la región dedicadas a la extracción de tierras raras que vierten sus residuos en el rio sin ningún tratamiento previo de depuración o limpieza. Este río proporciona agua potable para 155 millones de personas e irriga el 40 % de la producción total de trigo en China.

Es decir, hay una perturbación a gran escala del sistema hidrológico de la región, así como importantes impactos geológicos e infiltraciones en aguas subterráneas provocados por las actividades mineras.

China tiene unas reservas estimadas de tierras raras de 44 millones de toneladas, de un total mundial estimado en 120 millones de toneladas (el 36 % del total), contenidos en una cantidad también estimada de 1,2 billones de toneladas de minerales que las albergan en su composición; estos datos permiten hacerse una idea de la importancia que este recurso representa para China.

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba