Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Opinión
  3. Entrevistas
  4. “Más del 40 % del parque de centros de transformación y líneas de alta tensión tiene más de 40 años”

Instalaciones eléctricas de alta tensión

“Más del 40 % del parque de centros de transformación y líneas de alta tensión tiene más de 40 años”

Jorge Martín, presidente de la Asociación Española de Mantenimiento de Instalaciones de Alta Tensión (AEMIAT), valora para este medio las implicaciones de la reciente norma UNE 192014-1, sobre inspección de instalaciones eléctricas de alta tensión, referida a centros de transformación. Esta entidad reclama fondos europeos para la renovación de equipamientos obsoletos.

Las inspecciones en el ámbito de las redes de alta tensión son un campo muy especializado y de vital importancia. En noviembre de 2021, se aprobó la norma UNE 192014-1 "Procedimiento para la inspección reglamentaria de instalaciones eléctricas de alta tensión que no sean propiedad de las entidades de transporte y distribución de energía eléctrica. Parte 1: Centros de transformación y sus anexos técnicos".

Para descifrar lo más relevante de esta norma, este medio ha hablado con Jorge Martín, presidente de la Asociación Española de Mantenimiento de Instalaciones de Alta Tensión (AEMIAT). Esta entidad ha participado en su redacción para incluir todo lo relacionado con las operaciones comunes que estas empresas realizan durante los mantenimientos. Esta reglamentación era necesaria, "era una demanda de las empresas de nuestro sector el que los Organismos de Control Autorizado (OCA) unificasen sus criterios de inspección", expone Martín.

Además, esta norma "también nos dota de un marco sólido para la resolución de conflictos de interpretación entre los OCA y las empresas de mantenimiento"; con la gran ventaja de que este tipo de normas "son flexibles y dinámicas, ya que los grupos de trabajo la seguirán adaptando tanto al avance de la tecnología como a las necesidades de las redes".

Cabe recordar que este tipo de instalaciones de alta tensión son propiedad de grandes consumidores de energía, en su mayor parte empresas privadas y edificios públicos. Los firmas integradas en AEMIAT dan servicio a cerca de 6.000 compañías.

Diferencias entre Comunidades Autónomas

En cuanto al tipo de comprobaciones o mediciones que es preciso llevar a cabo, Jorge Martín detalla que anteriormente este aspecto dependía de cada comunidad autónoma. "Desgraciadamente, hasta la publicación de esta norma los criterios de inspección variaba mucho de unas comunidades a otras, lo que provocaba que a clientes de ámbito nacional se les aplicaba el reglamento de forma muy distinta en función de la comunidad en que estuviesen sus instalaciones".

En este sentido, "algunas comunidades autónomas tradicionalmente han trabajado conjuntamente con los OCA y las empresas de mantenimiento, al amparo de las Direcciones Generales competentes, y la mayor parte de este trabajo ha quedado reflejado en esta normas, por lo que prácticamente no tendrán que hacer ningún cambio"; mientras que en otras regiones tendrán que hacer un proceso de actualización con muchos más cambios en cuanto a las inspecciones iniciales y periódicas, precisa el presidente de AEMIAT.

Normativa inspeccion instalaciones alta tension

AEMIAT ha solicitado al Ministerio de Industria fondos europeos para ayudar a la renovación del parque obsoleto de centros de transformación y líneas de alta tensión.

Renovación de subestaciones y centros de transformación antiguos

La renovación de equipamientos antiguos en este ámbito es también un aspecto muy importante. Jorge Martín explica que, al ser esta clase de instalaciones vitales para el normal desarrollo de las actividades de sus clientes, y por el grado de peligrosidad que tienen, siempre han estado muy vigiladas por la Administración a través de los OCA, así como por los mantenedores, dada la obligación de realizar el mantenimiento en su mayor parte por empresas especializadas.

"Esto ha hecho que en la actualidad en España contemos con un parque de centros de transformación y líneas de alta tensión en el que más del 40 % tiene más de 40 años, que, si bien siguen funcionando correctamente, ya no cumplen con los criterios marcados por los nuevos reglamentos en aspectos tan importantes como la ecoeficiencia y la seguridad".

En este contexto, "desde AEMIAT hemos solicitado al Ministerio de Industria fondos europeos para ayudar a la renovación de este parque obsoleto, en el que se cumplen tanto el criterio de digitalización como el de ecoeficiencia para que sean financiadas con estos fondos; hasta el momento no hemos recibido ninguna respuesta".

La norma UNE 192014-2, en preparación 

Actualmente se está trabajando en la norma UNE 192014-2, que afecta a las inspecciones de las líneas de alta tensión. Para Jorge Martín, "la redacción de esta parte de la norma no va a ser tan fluida como la referida a los centros de transformación por dos motivos”.

En primer lugar, "porque es un reglamento más reciente, ya que el anterior reglamento (Real Decreto 223/2008, de 15 de febrero) prácticamente solo contemplaba las líneas aéreas de alta tensión, en el que seguramente será fácil llegar a acuerdos; pero el nuevo reglamento (Real Decreto 337/2014, de 9 de mayo, sobre seguridad en instalaciones eléctricas de alta tensión) ha incorporado las líneas enterradas y la experiencia en este tipo de líneas es mucho menor y más diversa".

Y en segundo lugar, "a nuestro modo de ver, es que este reglamento en alguno de sus aspectos está siendo muy discutido desde el mismo momento de su publicación".

Un reglamento con deficiencias

Por último, Jorge Martín pone de relieve que desde el punto de vista de AEMIAT, "el actual reglamento ha generado más problemas que soluciones, ya que la mayor parte de las averías en estas redes de media y alta tensión suelen deberse a accidentes provocados por maquinaria pesada en obras ajenas a las mismas instalaciones, o por tramos de cable enterrados muy antiguos que prácticamente ya no quedan".

En su opinión "entendemos que dichas instalaciones en el momento de su puesta en marcha deban seguir criterios muy exigentes, pero no estamos de acuerdo en que esos mismos criterios se sigan empleando cada tres años cuando las instalaciones están funcionando correctamente, el índice de averías no llega al 1 % y la excesiva manipulación de estas líneas para proceder a su inspección creemos que va a dar lugar a un envejecimiento prematuro de las mismas".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados