Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Las eléctricas pierden más de 330.000 clientes en el último año

Según datos de la CNMC

Las eléctricas pierden más de 330.000 clientes en el último año

El parón de la construcción de viviendas, el ascenso imparable de los precios de la luz y el creciente auge del autoconsumo, junto al descenso de la población, están detrás de este hecho.

Las compañías eléctricas han perdido más de 330.000 clientes en el último ejercicio, según se desprende de las estadísticas del boletín de indicadores energéticos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC); de este modo, el mercado eléctrico en España contabilizaba en 2013 un total de 27.584.000 contratos de suministro eléctrico, mientras que en 2012 se alcanzó un máximo histórico de 27.917.000 (dato que recopilaba la desaparecida Comisión Nacional de la Energía (CNE).

De la cifra citada de 27,58 millones de contratos en 2013, 25,76 corresponden a la península, mientras que el resto, 1,81 millones, proceden de consumidores extrapeninsulares (Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla).

Diversas causas explican este descenso: desde la brusca caída en la construcción de viviendas hasta el segmento de población que ha optado por instalar sistemas de autoabastecimiento eléctrico en los últimos años (sobre todo el autoconsumo fotovoltaico), pasando sobre todo por los continuos incrementos en el precio de la electricidad o la estructura de la demografía española, que ha perdido miles de habitantes a partir de finales de 2012, según el INE (Instituto Nacional de Estadística), por el regreso de inmigrantes a sus países de origen y españoles que han emigrado al exterior.

También la entrada de nuevas comercializadoras ha empezado a arañar clientes a las grandes eléctricas, sobre todo por el continuo ascenso de los precios de la electricidad.

Así, tras una evolución en ascenso, a pesar de los rigores de la crisis económica, en 2012 se registró un récord en el número de conexiones eléctricas, para descender en 2013, periodo en el que el Gobierno aprobó su polémica reforma eléctrica que tuvo capítulos sonrojantes, como la subida desorbitada de las tarifas de la luz justo antes de la Navidad pasada. No debe olvidarse que entre los años 2003 y 2011 la factura para el usuario doméstico aumentó un 63% (sin contar las subidas de 2012 y 2013), lo que situaba a España como el país más caro de la UE, únicamente por debajo de Chipre e Irlanda, según datos de Eurostat.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados