Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Según sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)

La UE sanciona a España por no cumplir a tiempo la norma de eficiencia energética de edificios

España ha incumplido la legislación comunitaria sobre la eficiencia energética de los edificios, al no adoptar a tiempo esa normativa. El fallo del TJUE da la razón a la Comisión Europea, que denunció a España en febrero de 2012.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictaminó en una sentencia ayer que España no había cumplido a tiempo la aplicación de la normativa europea referente a la eficiencia energética en edificios, atendiendo a tres aspectos: la adopción de una metodología de cálculo de la eficiencia energética de los edificios, el certificado de eficiencia energética y la inspección de las calderas. Esta legislación tenía que haber sido incorporada al ordenamiento jurídico nacional en enero de 2006 como muy tarde.

Según ha informado la agencia EFE, para decidir si se ha producido un incumplimiento, el Tribunal europeo recuerda en la sentencia que se debe examinar la situación del país al final del plazo fijado –en este caso, el 25 de enero de 2011–, y que los cambios ocurridos con posterioridad no pueden ser tomados en cuenta. El fallo da la razón a la Comisión Europea, que denunció a España ante el TJUE en febrero de 2012,

Hasta la fecha de enero de 2011, España se había limitado a transponer parcialmente la Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios, según los jueces. En particular, las nuevas normas sobre la metodología de cálculo de la eficiencia energética de los inmuebles y el certificado de eficiencia energética sólo se aplicaban a los nuevos edificios y no a los ya existentes.

En lo relativo a la inspección de las calderas, el Real Decreto aprobado, también es una adaptación parcial de la Directiva, ya que obliga a la periodicidad de las inspecciones de calderas sólo en el caso de los aparatos instalados tras la entrada en vigor de la ley. En cuanto a las calderas ya existentes, deja a las Comunidades Autónomas la decisión sobre el calendario de inspecciones.

Durante el procedimiento, España admitió la insuficiencia de las medidas adoptadas y se limitó a señalar que estaba en proceso de modificar una ley que fijaría para el conjunto del territorio nacional la periodicidad de las inspecciones de las instalaciones existentes.

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados