Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Fracaso de la cuarta subasta de renovables al adjudicarse 45,5 MW de 3.300: explicaciones del Gobierno y otros agentes

Fracaso de la cuarta subasta de renovables al adjudicarse 45,5 MW de 3.300: explicaciones del Gobierno y otros agentes

Los 1.800 MW reservados para fotovoltaica quedaron desiertos. Solo se adjudicaron 45,5 MW de eólica a Elawan Energy y Nearco Renovables. El MITECO apunta a la inflación, los elevados precios del mercado eléctrico y los tipos de interés al alza, mientras que otros agentes como UNEF o APPA lo achacan a la existencia de otras alternativas y al techo del precio de la subasta.

La cuarta subasta de energías renovables ha resultado ser un fracaso. No lo decimos nosotros, sino las cifras: de los 3.300 MW ofertados, de los cuales 1.800 correspondían a fotovoltaica y 1.500 a eólica, solo se adjudicaron 45,5 megavatios de eólica terrestre. Es decir, a pesar del boom solar, los 1.800 MW fotovoltaicos ofertados quedaron desiertos. La cuestión es, ¿por qué?

El Ministerio para la Transición Ecológica apunta a un "escenario marcado por la guerra en Ucrania que ha condicionado las ofertas de los participantes y los resultados". En concreto, señala "a los elevados precios del mercado eléctrico, la elevada inflación, tipos de interés al alza y tensiones en las materias primas y en los equipos", explica el ejecutivo en un comunicado.

Los 45,5 MW de eólica terrestre han sido adjudicados a dos empresas, Elawan Energy (20 MW) y Nearco Renovables (25 MW), a un precio medio ponderado de 42,78 euros/MWh, con un máximo de 45,12 €/MWh y un mínimo de 38,88 €/MWh.

Además, aclaran desde el MITECO, la potencia no adjudicada en esta subasta se tendrá en cuenta en próximas subastas. En las celebradas anteriormente, el ministerio había conseguido asignar 3.302 MW eólicos, 2.933 MW fotovoltaicos y 146 MW de biomasa.

Otras causas: existen opciones más atractivas

Desde UNEF, José Donoso, su director general, ha explicado que "antes, una tecnología como la fotovoltaica, para asegurar su rentabilidad, necesitaba una prima del Gobierno; hoy no, porque es competitiva, ya no necesita de la acción del ejecutivo, porque puede ir a contratos bilaterales (PPA) o directamente al mercado sin necesidad de subastas", ha asegurado en declaraciones a Negocios TV.

"Las subastas -continúa-, normalmente ofrecen a los adjudicatarios un precio más bajo, pero, al mismo tiempo, dan seguridad y permiten conseguir financiación para el proyecto más fácilmente. Venimos de dos subastas en las que el MWh se adjudicó a 24 y 30 euros. Lo que ha sucedido en este caso es que el precio techo que se ha puesto en la subasta (se rumorea que en torno a los 45 €/MWh) no ha tenido en cuenta la situación de inflación y la subida del precio del dinero", asegura.

"Esta es una de las razones -añade-. La otra es que tampoco se han presentado proyectos suficientes como para cubrir la subasta, porque, como decíamos, hay otras alternativas como los contratos bilaterales o acudir directamente al mercado, que ofrece precios y contratos más interesantes", explica el director general de UNEF.

Por su parte, José María González, director general de APPA Renovables, aseguró ayer que el fracaso de esta subasta de renovables "no nos preocupa ni le damos la mayor importancia, porque no creemos que vaya a poner en peligro los objetivos sostenibles. De hecho, en los dos últimos años, los más de 4.000 MW que se han instalado se han conseguido sin subastas, sino a través de PPA, operaciones de mercado y coberturas a medio o largo plazo", concluyó.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados