Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. El Gobierno aprueba un plan de ahorro que limita la iluminación en edificios públicos y comercios
Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros (Pool Moncloa/Fernando Calvo).
Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros (Pool Moncloa/Fernando Calvo).

El Gobierno aprueba un plan de ahorro que limita la iluminación en edificios públicos y comercios

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a un Real Decreto-ley que obliga a los edificios públicos, establecimientos comerciales, estaciones o aeropuertos a apagar el alumbrado desde las 22:00 horas. La medida estará en vigor hasta noviembre del año 2023.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-ley que incluye un plan de ahorro con el objetivo de reducir el consumo de energía. Entre las medidas, destaca la limitación del alumbrado, que tendrá que estar apagado desde las 22:00 horas en inmuebles de administraciones públicas, establecimientos comerciales como grandes almacenes, espacios culturales, o en infraestructuras de transporte, como estaciones y aeropuertos. 

Esta disposición, que también afectará a los edificios públicos que estén desocupados en ese momento, comenzará a aplicarse siete días después de la publicación de la norma en el BOE y estará en vigor hasta el próximo 1 de noviembre de 2023, según explica el Ministerio para la Transición Ecológica en una nota de prensa. 

Además de la limitación en iluminación, estos edificios tendrán que exhibir en carteles o pantallas las medidas obligatorias de ahorro, deberán disponer de cierres automáticos en las puertas de acceso para impedir que se queden abiertas de manera permanente y tendrán que reducir las temperaturas de calefacción y refrigeración a 19 y 27 grados centígrados respectivamente. 

El Real Decreto aprobado por el Gobierno contempla que, para ejecutar las obras de mejora energética en los edificios de las administraciones públicas, éstas podrán aplicar procedimientos de contratación de urgencia. Además, estos contratos se ejecutarán en un plazo inferior a un mes desde su formalización, explican desde el MITECO.

Fomento del autoconsumo 

La nueva norma también incluye medidas para sustituir los combustibles fósiles por renovables. Entre ellas, destaca la aceleración de las tramitaciones de las redes eléctricas, disminuyendo los requisitos, especialmente en el caso de las infraestructuras de transporte y de las consideradas singulares. 

Por su parte, los sistemas de almacenamiento experimentan un fuerte impulso, al habilitar su incorporación al parque de renovables históricas que perciben una retribución específica -hay 22 GW eólicos y 8 GW fotovoltaicos-, y al reducir los permisos para modernizar las centrales hidroeléctricas añadiendo equipos electrónicos a sus grupos electromecánicos, haciéndolos más flexibles y permitiendo que se utilicen como bombeos. 

En el caso del autoconsumo, se acepta el cambio de modalidad –sin excedentes, con excedentes– cada cuatro meses, y se establece un nuevo mecanismo en el caso de que una nueva instalación con derecho a compensación de los excedentes tarde más de dos meses en regularizarse.

Finalmente, se habilita un procedimiento administrativo para que las instalaciones de producción de gases renovables, como el biogás, biometano o el hidrógeno, se puedan conectar a la red de gasoductos de transporte y distribución, de modo que vayan desplazando al gas de origen fósil.

Subasta de 1.800 MW para fotovoltaica 

Además, el MITECO ha iniciado los trámites para celebrar el 22 de noviembre una nueva subasta de 3.300 MW eólicos y fotovoltaicos con el objetivo de acelerar el proceso de electrificación de la economía, reducir el consumo de gas, rebajar los precios de la electricidad y avanzar en la consecución de los objetivos climáticos. El concurso se estructura en dos cupos de potencia, de 1800 MW para la fotovoltaica y 1.500 MW para la eólica. 

Cabe destacar que el Ministerio para la Transición Ecológica ha lanzado ya tres subastas de asignación del Régimen Económico de Energías Renovables, de las que dos se han enfocado en las tecnologías fotovoltaica y eólica, asignándose en total 2.902 MW de fotovoltaica y 3.256 MW de eólica, a precios muy inferiores de los que se registra el mercado mayorista de la electricidad. 

La tercera subasta ha ofrecido para 520 MW de solar termoeléctrica, biomasa, fotovoltaica distribuida y otras tecnologías, y se celebrará el próximo 25 de octubre. 

En esta cuarta subasta se aceptará la ampliación e hibridación de instalaciones existentes y si alguno de los cupos no se completa, podrá producirse un trasvase para que se asignen instalaciones de la otra tecnología.

Gracias a la subasta se estima un ahorro de gas de 11.000 GWh anuales, un 2,9% del consumo total de gas en España en 2021, y una reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero de unos 2,7 Millones de toneladas de CO2 equivalente. Se estima que la inversión necesaria para ejecutar la potencia adjudicada rondará los 2.900 millones.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados