Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. La Comisión Europea revisará la Directiva de ecodiseño con nuevos requisitos de sostenibilidad de producto

La Comisión Europea revisará la Directiva de ecodiseño con nuevos requisitos de sostenibilidad de producto

El Pacto Verde Europeo incluye esta propuesta de revisión de la Directiva, que pasará a ser un Reglamento. El diseño de productos determina hasta el 80 % del impacto medioambiental de su ciclo de vida. El objetivo es avanzar hacia una economía verdaderamente circular en la Unión Europea, “liberada de la dependencia de la energía y los recursos”.

La Comisión Europea ha publicado a finales de marzo la iniciativa de productos sostenibles, dentro del Pacto Verde Europeo, que incluye su propuesta de revisión de la Directiva de ecodiseño, que pasará a ser un Reglamento. Esta normativa establecerá nuevos requisitos de sostenibilidad (como durabilidad, reutilización, reparabilidad, reciclaje, etc.) y de información mediante la implantación de los pasaportes digitales de productos.

"Esta propuesta busca convertir los productos sostenibles en la norma en la Unión Europea", ponen de relieve desde AFME.

La propuesta de Reglamento sobre el diseño ecológico de los productos sostenibles se centra fundamentalmente en el diseño de productos, que determina hasta el 80 % del impacto medioambiental de su ciclo de vida. La propuesta define una serie de nuevos requisitos para hacer que los productos sean más duraderos, fiables, reutilizables, actualizables, reparables, y más fáciles de mantener, renovar y reciclar; y también que sean más eficientes en el uso de la energía y los recursos.

El objetivo, señalan desde la Comisión, es avanzar hacia una economía verdaderamente circular en la Unión Europea, "liberada de la dependencia de la energía y los recursos".

Ahorro de 120.000 millones de euros en 2021

Estas propuestas se basan en el éxito de las actuales normas de diseño ecológico de la UE, que han supuesto reducciones notables del consumo de energía y grandes ahorros para los consumidores. Solo en 2021, los requisitos de diseño ecológico vigentes permitieron ahorrar a los consumidores 120.000 millones de euros, detallan desde la Comisión. Las normas también han permitido reducir en un 10 % el consumo anual de energía de los productos que entran en su ámbito de aplicación.

De aquí a 2030, la nueva normativa podría facilitar un ahorro de energía primaria de 132 millones de toneladas de equivalente petróleo, lo que equivale aproximadamente a 150.000 millones de metros cúbicos de gas natural, una cifra casi equiparable a las importaciones de gas ruso por parte de la Unión Europea, precisan desde la institución europea.

Prevista para 2023

AFME refiere que las medidas específicas para cada tipo de producto se desarrollarán mediante Actos Delegados, en línea con la Directiva de ecodiseño actual.

La propuesta de la Comisión debe revisarse ahora por el Parlamento y el Consejo, por lo que no se espera que se adopte de manera definitiva hasta el próximo año.

La propuesta de Reglamento de ecodiseño se ha publicado dentro del Paquete de Economía Circular I, que también incluye:

  • Propuesta de revisión del Reglamento de Productos de la Construcción (CPR).
  • Propuesta de nuevas normas para empoderar a los consumidores en la transición verde y luchar contra el greenwashing (el denominado blanqueo ecológico).
  • Nueva estrategia de la UE para los textiles sostenibles.

Pasaporte digital de productos

Hay que añadir que los requisitos de información específicos de los productos garantizarán que los consumidores conozcan el impacto medioambiental de sus compras. Todos los productos regulados tendrán pasaportes digitales de productos, lo que facilitará su reparación o reciclado y el seguimiento de las sustancias preocupantes en toda la cadena de suministro.

Asimismo, la propuesta comprende medidas para poner fin a la destrucción de bienes de consumo no vendidos, ampliar la contratación pública ecológica y ofrecer incentivos para los productos sostenibles.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados