Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Autoconsumo: estos son los casos en los que se aplican deducciones al IRPF por su instalación
En los casos de autoconsumo residencial y placas solares, las deducciones alcanzarán el 60 % y el 20 % respectivamente.
En los casos de autoconsumo residencial y placas solares, las deducciones alcanzarán el 60 % y el 20 % respectivamente.

Autoconsumo: estos son los casos en los que se aplican deducciones al IRPF por su instalación

El Real Decreto aprobado recientemente por el Gobierno incluye deducciones al autoconsumo y a las placas solares. ¿Qué gastos se pueden deducir? ¿Cuándo se aplicarán las deducciones? APIEM responde a estas preguntas analizando cada caso en particular.

La instalación de sistemas de autoconsumo residencial en las viviendas puede suponer deducciones de hasta el 60 % y la de placas solares de hasta un 20 % tras la aprobación del último paquete de medidas urgentes del Gobierno para impulsar la rehabilitación edificatoria. Desde APIEM, analizan los casos en los que es posible acogerse a las deducciones recogidas en el Real Decreto-ley 19/2021.

En concreto, el decreto establece tres tipos de deducción del IRPF para la realización de obras de mejora energética, instalación de las placas solares, autoconsumo residencial y aerotermia.

Autoconsumo residencial

En los casos de autoconsumo residencial, las deducciones podrán alcanzar hasta un 60 % de lo invertido. Esto únicamente será posible en aquellos casos en los que se realicen obras de rehabilitación que mejoren la eficiencia energética de usos predominantemente residencial.

Para optar a estas deducciones, se deberá acreditar una reducción del consumo de energía primaria no renovable de un 30 % como mínimo.
Otra posibilidad es conseguir la mejora de la calificación del edificio para conseguir una clase energética A o B en la escala de calificación.

La base máxima deducible en esta modalidad asciende hasta los 15.000 euros anuales y el plazo de realización de las obras se amplía hasta el 31 de diciembre de 2023. La deducción se practicará en los períodos impositivos 2021, 2022 y 2023, en relación con las cantidades que se hayan pagado en cada uno de ellos.

Placas solares 

En el caso de las placas solares, si se realizan obras de mejora de la eficiencia energética en la vivienda habitual o en una que se tenga arrendada como tal, se puede acceder a una deducción de hasta un 20 % del IRPF. Si se trata de una vivienda destinada al alquiler, esta deberá alquilarse antes del 31 de diciembre de 2023. Para acceder a esta deducción, se deben ejecutar las obras entre el 6 de octubre y el 31 de diciembre de 2022.

Lo máximo que se puede deducir son 5.000 euros anuales. Pero, para ello, se debe demostrar que con las obras se ha conseguido reducir al menos un 7 % en la demanda de calefacción y refrigeración. 

La deducción se aplicará en el período impositivo en el que se expida el certificado de eficiencia energética emitido después de la realización de las obras.

¿Qué gastos se pueden deducir?

El Real Decreto además establece los gastos deducibles, que son aquellos necesarios para realizar las obras tales como honorarios profesionales, costes de redacción de proyectos técnicos, dirección de obras, coste de ejecución de obras o instalaciones, inversión en equipos y materiales y emisión de los certificados de eficiencia energética.

¿Cuándo se aplicarán las deducciones?

La aplicación de las deducciones depende de cada paso en particular. En los casos en los que el certificado se expida en el año posterior al que se pagaron las obras, la deducción se practicará en el que haya expedido el certificado. Este proceso se aplica a las deducciones del 20 y del 40 %, que se corresponden a la aerotermia. 

En las deducciones del 60%, la reducción se aplicará en los períodos impositivos 2021, 2022 y 2023, tomando como referencia las cantidades satisfechas en cada uno de ellos; pero siempre que se hubiera expedido el certificado antes de que acabe el período impositivo en el que se vaya a practicar la deducción.

Por último, según explican desde Apiem, la bonificación del IRPF es compatible con otras subvenciones a las que es posible acogerse.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados