Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Claves del PERTE de 24.000 millones para impulsar el vehículo eléctrico y conectado

Pedro Sánchez presentó ayer este proyecto que prevé una inversión pública de 4.300 millones de euros y una contribución privada de 19.700 millones para el periodo 2021-2023. La iniciativa establece que en 2023 deben existir en España entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga, además de 250.000 vehículos eléctricos matriculados.
Pedro Sánchez, durante la presentación del PERTE del vehículo eléctrico y conectado.  Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa.
Pedro Sánchez, durante la presentación del PERTE del vehículo eléctrico y conectado. Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa.
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Claves del PERTE de 24.000 millones para impulsar el vehículo eléctrico y conectado

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó este lunes el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del Vehículo Eléctrico y Conectado, una iniciativa basada en la colaboración público-privada que se desarrollará en el marco del Plan de Recuperación y se financiará con los fondos europeos del programa Next Generation EU.

El desarrollo del PERTE prevé una inversión total de más de 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023, con una contribución del sector público de 4.295 millones y una inversión privada de 19.714 millones de euros. Todo ello con un único objetivo: que en España se cree el ecosistema necesario para la fabricación de vehículos eléctricos y conectados.

"Con esta inversión para impulsar el vehículo eléctrico creemos que el sector puede aumentar hasta un 15 % su peso en el PIB para 2030", explicó Pedro Sánchez. Según los cálculos del ejecutivo, la creación de empleo generada por el PERTE podría alcanzar los 140.000 puestos de trabajo y la contribución al PIB se situaría entre el 1% y el 1,7%.

Dos ámbitos de actuación

El proyecto define objetivos concretos para el horizonte 2023 que afectan de forma directa a los profesionales sector del material eléctrico, agentes clave tanto en la fabricación de componentes y elementos de los cargadores como en el desarrollo de la infraestructura de recarga.

En este sentido, el plan prevé que en dos años se alcancen los 250.000 vehículos eléctricos matriculados y que haya entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga desplegados por todo el territorio nacional.

Para la consecución de estos objetivos, así como para lograr el impacto económico y la transformación del sector del automóvil, el PERTE se compone de dos ámbitos de actuación: medidas transformadoras y medidas facilitadoras.

El primer paquete de medidas pretende impulsar la cadena de valor del vehículo eléctrico y conectado. En este ámbito se incluyen actuaciones integrales en la cadena de valor, un plan tecnológico de automoción sostenible, un programa de espacios de datos sectoriales y un programa para integrar la inteligencia artificial en los procesos productivos.

Por su parte, las medidas facilitadoras buscan contribuir a la creación de una nueva movilidad y al desarrollo del vehículo eléctrico. En este apartado en integran tanto medidas de carácter normativo (regulación de los servicios de recarga, por ejemplo) como otras dirigidas a la impulsar electrificación de la movilidad (Plan MOVES III, MOVES Singulares), la economía circular y la digitalización, entre otros aspectos.

Las partidas del PERTE se reparten en estos dos ámbitos de actuación de la siguiente forma: 

tabla perte vehiculo electrico

¿Crees que estos objetivos de 250.000 vehículos eléctricos y cerca de 110.000 puntos de recarga son alcanzables para 2023?

Reacción de AEDIVE

El presidente de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE), Adriano Mones, participó en la presentación el Proyecto y calificó como "significativo" que el primer PERTE que anuncia el Gobierno sea el del vehículo eléctrico y conectado.

Mones destacó en su intervención que la automoción y la movilidad se encuentran en el proceso de reforzar los proyectos que contribuyan claramente a la transformación de la economía española y por ello es necesario iniciativas de este tipo: "Necesitamos colaboración público-privada y músculo financiero para afrontar los retos de la movilidad eléctrica en España", afirmó.

Además, Adriano Mones dio a conocer los datos del informe de la Asociación Europea de Fabricantes de Vehículos (ACEA) respecto a la infraestructura de recarga de nuestro país. Según este estudio, España es el octavo país de los 27 de la UE por puntos de recarga y el cuarto, tras Alemania, Francia y Países Bajos, con más puntos de carga rápida", apuntó.

El efecto tractor de la automoción

Que el primer PERTE que presenta el Ejecutivo esté relacionado con el vehículo eléctrico y conectado no es casualidad. De hecho, Pedro Sánchez recalcó durante su intervención el efecto tractor y la repercusión en el PIB del sector de la automoción como argumentos que justifican el desarrollo de este proyecto.

En este sentido, la industria del automóvil representa un 11 % del volumen de negocio total industrial a nivel nacional, no en vano es el segundo sector industrial en España, solo por detrás de la alimentación.

En clave internacional, España es el segundo fabricante europeo de vehículos y el noveno a nivel mundial. Más del 80 % de los vehículos fabricados dentro de nuestras fronteras (existen 17 fábricas repartidas por 10 comunidades autónomas) se exportaron. Además, y según las estimaciones del Gobierno, por cada euro de demanda de productos del sector se generan 3,1 euros en el conjunto de la economía.

Adriano Mones pte AEDIVE PERTE

Adriano Mones, presidente de AEDIVE. 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados