Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. La CNMC aprueba el sistema de reparto del autoconsumo colectivo, aunque propone cambios

La CNMC aprueba el sistema de reparto del autoconsumo colectivo, aunque propone cambios

La Comisión considera que los coeficientes por horas son “una solución sencilla a corto plazo, hasta que el reparto de la energía se base en un sistema dinámico”. Además, la entidad recomienda flexibilizar el plazo en el que se permite modificar los coeficientes y realizar los cambios normativos necesarios para desarrollar el sistema de reparto ex post, entre otras propuestas.

La CNMC ha dado el visto bueno a la Orden que modifica el Real Decreto 244/2019 y que busca implementar los coeficientes de reparto dinámicos para los sistemas de autoconsumo colectivo, una demanda histórica de la gran mayoría de los agentes del sector fotovoltaico.

La entidad considera que la Orden define "una forma de reparto sencilla basada en coeficientes definidos previamente. La propuesta, aunque no incluye un reparto dinámico en sentido estricto -continúa-, es una solución de compromiso a corto plazo que permite un rápido despliegue de los modelos de autoconsumo".

Por ello, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia propone que en el plazo de un año "se realicen los cambios normativos necesarios que permitan desarrollar las adaptaciones imprescindibles para que estén disponibles los coeficientes dinámicos de reparto ex post (posteriores al consumo, basados en lecturas reales)".

Precisamente, y tal y como se expuso en la primera jornada del Congreso Nacional de Autoconsumo, celebrada este miércoles, esta es una de las peticiones mayoritarias que han realizado los profesionales del sector durante el periodo de alegaciones a la Orden: que el cálculo de los coeficientes se pueda hacer teniendo en cuenta el consumo, algo que ya ocurre en algunos países y que está estudiando el MITECO.

Por otra parte, la CNMC también recomienda flexibilizar la propuesta que incluye la orden en cuanto a la periodicidad (ahora de un año) en la que se permiten modificar los coeficientes de reparto entre los participantes, "para facilitar el alta y baja de integrantes del colectivo". Esta recomendación también está en línea con otra de las peticiones que el sector puso sobre la mesa durante el Congreso Nacional de Autoconsumo.

Por último, la CNMC incide en la importancia de las medidas de protección para los usuarios: "Estas deben garantizar que los consumidores sean informados de manera clara y transparente de los beneficios, de los costes y riesgos adicionales que implica participar en sistemas de autoconsumo colectivo", explican desde la organización.

Qué establece la Orden

El proyecto de la nueva normativa regula el reparto de la energía neta producida a través de sistemas de autoconsumo colectivo (principalmente placas fotovoltaicas) entre los distintos participantes. Este reparto se basa en unos coeficientes, conocidos como 'las betas' y el valor de estos, es decir, la proporción de la energía neta generada que corresponde a cada consumidor, se fija mediante un acuerdo suscrito entre los miembros que forman parte del autoconsumo colectivo.

Estos coeficientes pueden estar basados en la potencia que tiene contratada cada participante, en la aportación económica realizada o en cualquier otro criterio previamente acordado. En todo caso, los coeficientes de reparto de la energía producida mediante autoconsumo deben cumplir dos condiciones: que su suma sea igual a uno y (hasta ahora) que sus valores sean fijos para todas las horas de un periodo de facturación.

La propuesta de la nueva normativa analizada por la CNMC permite establecer coeficientes de reparto distintos para cada hora del año (para un periodo máximo de 20 años). Estos deben ser definidos con antelación y no podrán modificarse, como ya se ha mencionado, con una periodicidad inferior a un año.

Además, también define los formatos de texto plano para su comunicación al encargado de la lectura y fija un plazo de dos meses para la adaptación de los sistemas.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados