Inicio / Noticias / Sectoriales / Ledvance y Sonepar muestran su lado más solidario
De izquierda a derecha: Alberto Martínez, director general de Marketing de Sonepar Ibérica, Cristóbal Ripoll, director general de Ledvance España, Roberto Martínez, director general de Ventas de Sonepar, y Wisi Sarandeses, directora de Comunicación y Empresas de la Fundación Aladina.
De izquierda a derecha: Alberto Martínez, director general de Marketing de Sonepar Ibérica, Cristóbal Ripoll, director general de Ledvance España, Roberto Martínez, director general de Ventas de Sonepar, y Wisi Sarandeses, directora de Comunicación y Empresas de la Fundación Aladina.

Ledvance y Sonepar muestran su lado más solidario

Por Pablo García
El proveedor de iluminación y el distribuidor de material eléctrico han donado 3.000 euros a la Fundación Aladina, una organización que trabaja desde hace 15 años en el apoyo integral a niños con cáncer y sus familias.

Ledvance y Sonepar Ibérica han sacado a relucir su lado más solidario con la donación de un cheque de 3.000 euros a la Fundación Aladina, que trabaja en el apoyo integral a los niños con cáncer y sus familias.

Estos 3.000 euros constituyen el incentivo que Ledvance debía entregar a Sonepar por alcanzar el mejor objetivo de ventas establecido por el proveedor. Finalmente, y de mutuo acuerdo, ambas compañías decidieron destinar el importe a esta causa social.

Responsables de Ledvance y Sonepar han hecho entrega del cheque simbólico a Wisi Sarandeses, directora de Comunicación y Empresas de la Fundación, en la sede de la propia organización. “Es un placer contar con el apoyo de empresas como Ledvance y Sonepar Ibérica, que nos ayudan en nuestro propósito de conseguir que los niños con cáncer no pierdan jamás la sonrisa. Estas colaboraciones nos permiten seguir ofreciendo un apoyo integral a los niños y sus familias en su batalla contra esta terrible enfermedad”, afirmó Sarandeses.

Por su parte, Cristóbal Ripoll, director general de Ledvance, señaló que esta acción de voluntariado corporativo “es muy gratificante, porque se trata de ayudar a los más pequeños”. “Entendimos que donar el dinero a esta organización sin ánimo de lucro era la manera más acertada que teníamos de actuar a favor de la infancia, porque conocíamos el trabajo que estaban llevando a cabo y nos gustaba lo que hacían”, afirmó Ripoll.

La Fundación Aladina inicio su labor hace 15 años y actualmente colabora con 18 hospitales españoles, de forma especial con el Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid, mediante el desarrollo de programas de acompañamiento al duelo, terapias lúdicas, campamentos de verano internacionales, apoyo psicológico y cuidados paliativos, entre otros.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio