Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. AFME apunta a la renovación de instalaciones eléctricas antiguas como motor económico

AFME apunta a la renovación de instalaciones eléctricas antiguas como motor económico

La asociación estima que la renovación de estas infraestructuras en 600.000 viviendas entre 2021 y 2026 supondría un impacto económico superior a los 1.700 millones de euros. Esta es una de las once líneas de actuación que contempla el Macro Proyecto Tractor que están impulsando un total de 21 organizaciones.

El 80 % de los edificios de España están calificados energéticamente como muy ineficientes (letra D) y el 83 % fueron construidos antes de la publicación del actual Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT), publicado en 2002.

Ante esta situación, AFME recalca la importancia de la renovación de las instalaciones eléctricas antiguas como motor económico y, de hecho, esta es una de las once líneas de actuación que componen el Macro Proyecto Tractor que están impulsado 21 organizaciones y entidades.

Adecuación de la potencia y aumento de la seguridad

La Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico pone de manifiesto la necesidad de renovar la infraestructura eléctrica de estos edificios, entre otras cuestiones, para aumentar la seguridad de la instalación conforme al actual REBT y, a su vez, para adecuar la potencia instalada al consumo creciente provocado por la entrada de múltiples equipos eléctricos y electrónicos en los hogares.

Para ello, el Macro Proyecto incluye medidas como la instalación de sistemas de medida y gestión de energía, monitorización de consumos, dimensionamiento del cableado a mayores cargas, sustitución de canalizaciones, envolventes, aparamenta y pequeño material eléctrico, instalación de filtros de armónicos, implementación de baterías de condensadores para la compensación de energía reactiva e instalación de detectores de gas, entre otras iniciativas.

El impacto económico

Según informa AFME, la renovación de las instalaciones eléctricas antiguas en 600.000 viviendas supondría una inyección económica superior a los 1.700 millones de euros a repartir en el periodo 2021-2026.

Además, estas actuaciones implicarían unos ahorros de energía superiores a los 3.000 GWh/año, reduciendo las emisiones de CO2 en más de 200.000 toneladas anuales. A ello hay que añadir la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos y la revalorización de las propiedades.

Por último, subrayan desde AFME, las obras de renovación energética requieren mucha mano de obra local, lo que genera empleo e inversiones vinculadas a las cadenas de suministro más cercanas.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados