Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. ¿Por qué la luz ultravioleta UV-C elimina los virus, coronavirus y bacterias?

¿Por qué la luz ultravioleta UV-C elimina los virus, coronavirus y bacterias?

Trilux expone que los estudios científicos defienden el carácter germicida de este tipo de radiación, incluso con algunos tipos de coronavirus, aunque todavía no existen evidencias de que sea eficaz contra el COVID-19. Del mismo modo, la ciencia advierte de los peligros de la luz ultravioleta.

¿Pueden eliminarse los virus y las bacterias mediante su exposición a la radiación ultravioleta UV-C? Esta es una de las preguntas que se han planteando los científicos desde hace tiempo y que, con la llegada del COVID-19, ha vuelto al primer plano de la actualidad informativa.

La respuesta es sí. Las evidencias científicas demuestran que la luz ultravioleta UV-C sí es efectiva para destruir el material genético de microorganismos como virus y bacterias. También se ha demostrado que este tipo de radiación acaba con otros coronavirus como como el del SARS, cuyo brote se originó en 2002. Sin embargo, todavía no hay una investigación concluyente que confirme que la luz UV-C es eficaz contra el COVID-19.

De igual modo, los estudios científicos también son contundentes a la hora de exponer los riesgos que este tipo de radiación supone para la salud. En este sentido, un estudio de la Comisión Internacional de la Iluminación (CIE) aconseja no utilizar dispositivos UV-C que expongan a las personas directamente a la radiación.

Por qué es eficaz la luz UV-C y riesgos para la salud

La luz ultravioleta es un método básico de esterilización utilizado de forma habitual en hospitales, aviones, oficinas e incluso en fábricas de alimentos. Pero, ¿cómo funciona?

El sol emite una radiación que no es visible para el ojo humano y que presenta una longitud de onda de entre 100 y 400 nanómetros. Según esta longitud de onda y el efecto fisiológico que produce, se distingue entre: UV-A (400 - 315 nm), UV-B (315 - 218 nm) y UVC (280 - 100 nm).

Cuanto más corta es la longitud de onda, más altos son los niveles de energía. Por lo tanto, la UV-C es la radiación ultravioleta más potente, pero eso no es lo único que la hace efectiva.

En condiciones naturales, la atmósfera filtra la radiación UV-C, mientras que los rayos UV-A y UV-B pueden atravesarla. Los seres humanos, a través de la exposición natural a estos rayos, han evolucionado hasta desarrollar mecanismos de protección frente a este tipo de radiación.

Sin embargo, y debido a la falta de exposición a los rayos UV-C, los seres humanos no hemos desarrollado los mecanismos de protección necesarios frente a este tipo de luz. Esta circunstancia es la que hace que la luz ultravioleta UV-C sea efectiva en la eliminación de virus y bacterias, aunque también la convierte en un tipo de radiación peligrosa para la salud.

En este sentido, la Comisión Internacional de la Iluminación advierte de los peligros que implica el uso de dispositivos de desinfección ultravioleta sin indicación médica en las manos u otras zonas de la piel. Además, subraya el riesgo que supone superar los tiempos de exposición máximos permitidos.

¿Una nueva vía de negocio para el sector de la iluminación?

Recientemente se publicó en este medio un reportaje en el que distintos fabricantes abordaban el uso de las soluciones ultravioletas ante la pandemia del COVID-19. Todos las fuentes consultadas coincidieron en destacar un aumento en el interés por este tipo de productos, aunque algunos de los proveedores también reconocieron que esto no se había traducido en un aumento real de la demanda.

Sin embargo, el área de la luz ultravioleta como elemento desinfectante poco a poco se va ganando terreno dentro del sector de la iluminación. En este sentido, Trilux, uno de los fabricantes más importantes del sector, y que hasta ahora que no ofrece dispositivos UV-C germicidas, está valorando desarrollar nuevos productos para entrar en este segmento.

"Actualmente estamos evaluando en qué medida tiene sentido ampliar nuestra gama de productos con soluciones UV-C", explica Sebastian Knoche, director de investigación del Centro de Innovación de Trilux. En esta línea, la marca está considerando el desarrollo de nuevos dispositivos de purificación del aire destinados, por ejemplo, a sistemas de aire acondicionado de hospitales, escuelas y oficinas.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados