Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. FACEL reporta una reducción del 23,1 % en el mercado nacional del cable

FACEL reporta una reducción del 23,1 % en el mercado nacional del cable

La Asociación Española de Fabricantes de Cables y Conductores Eléctricos y de Fibra Óptica informa que tras un crecimiento del 8 % en 2019, el primer semestre de 2020 se ha visto afectado por el efecto de la pandemia del COVID-19. Se prevé que 2021 registre una significativa recuperación.

El volumen de negocio del sector del cable se ha contraído en el primer semestre del año en un 23,1 %, respecto al mismo periodo del año 2019, según los datos de FACEL (Asociación Española de Fabricantes de Cables y Conductores Eléctricos y de Fibra Óptica). Mientras que las exportaciones disminuyeron un 15,2 % en el mismo periodo.

La asociación desveló estas estadísticas en su asamblea general celebrada en formato online el pasado 17 de septiembre; en este evento virtual participó con una presentación Rafael García Meiro, director general de Aenor. La evolución en este ejercicio se contrapone a los resultados de 2019, cuando la cifra de negocio de los fabricantes de cables creció un 8 % (un 9,7 % en 2018). El segmento de cables industriales aumentó un 12,2 % en 2019 (11,5 % en 2018), un 7,2 % en toneladas (un 3,6 % en 2018), mientras que las ventas de cables de telecomunicaciones y datos aumentaron un 8,5 % respecto al 2018 (un 12,3% en 2017).

"Las perspectivas para el 2020, si bien no eran optimistas, se han visto truncadas por la virulenta irrupción de la pandemia generada por el COVID-19", puso de relieve Jordi Calvo, presidente de FACEL, aunque el verdadero alcance de sus efectos, "seguramente, aún hoy no somos capaces de prever".

En este contexto, con el retroceso del PIB español un 18 % en el segundo trimestre del año, desde la patronal de fabricantes de cables señalan que se hace muy difícil realizar previsiones a corto y medio plazo sobre el devenir de la economía y del sector, "más allá de la previsible recuperación parcial de la actividad económica en el segundo semestre del año en curso".

Análisis por sectores de actividad

En lo que respecta a los sectores que generan demanda, para FACEL la construcción no residencial ofrece malas perspectivas en el ámbito turístico y de restauración, mientras que las inversiones en los sectores sanitario y educativo pueden ayudar a atenuar esta situación.

Por su parte, en la construcción residencial, donde ya se había percibido una cierta desaceleración durante la segunda parte de 2019 y primer trimestre de 2020, cabe esperar una reducción en este mercado, "solo quizás parcialmente compensada por las actividades de rehabilitación o reacondicionamiento del parque residencia".

La inversión pública se mantiene por el momento a niveles de mínimos históricos, "si bien confiamos que se reactive durante el 2021", precisó Jordi Calvo, a la espera de la concreción de los planes del Gobierno. El sector exterior, aunque difícil de prever, "también sufrirá, debido al aletargamiento de muchos de los países destino de nuestros productos, las consecuencias del COVID-19"; a lo que se añade los retos a afrontar tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Ventanas de oportunidad

En primer lugar, para FACEL, en el cambio de paradigma del sector energético que supone la aplicación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), "nuestro sector será clave y se verá beneficiado por las inversiones que se realizarán durante los próximos años".

Jordi Calvo apuntó en la asamblea que "otro aspecto positivo destacable es el aumento de las compras de las principales compañías eléctricas", por una parte debido al potencial riesgo de sufrir problemas de suministro de materiales y, por otra, a causa de la aceleración de sus planes de inversión previstos para los próximos años, "ya sea en red o en inversiones en generación a través de fuentes renovables".

Pese a las mencionadas sombras sobre la situación económica y sanitaria derivadas de la pandemia, así como de la gestión política, "cabe esperar una significativa recuperación económica en 2021, aunque probablemente nuestra economía necesitará más de un año para conseguir el nivel de Producto Interior Bruto alcanzado en 2019", detalló el presidente de FACEL.

Facel asamblea 2020 industria cable gotomeeting 3

Instantánea de la asamblea general de FACEL, celebrado en formato telemático el pasado 17 de septiembre (Jordi Calvo, su presidente, a la izquierda de la imagen).

Amenazas

El alto nivel de deuda pública de la economía nacional, que alcanzó el 95,5 % en 2019 y se prevé que alcance el 115,5 % en 2020, en la mejor hipótesis, va a reducir la capacidad del Gobierno para aplicar políticas expansivas para relanzar la actividad, por lo que "su capacidad para dinamizar la actividad económica a través de políticas fiscales o de inversiones públicas seguirá siendo muy limitada".

La posible falta de solvencia en la economía se ha traducido en las compañías de Seguros de Crédito que, inmediata e indiscriminadamente, "decidieron reducir los límites de crédito, añadiendo otro elemento de tensión". Está decisión preventiva debería tomarse como "un aviso creíble de lo que se nos avecina en cuanto a riesgo de aumento del nivel de morosidad en la economía española y, en particular, en nuestro sector en los próximos trimestres", alertan en FACEL.

En este sentido, la patronal del cable también espera que durante 2021 vea la luz finalmente el Régimen Sancionador de la Ley de Pagos, "que hoy por hoy, teóricamente, cuenta con el apoyo mayoritario de las fuerzas políticas representadas en el parlamento español". De todos modos, en la situación actual, "es aún más importante si cabe no ofrecer ni aceptar condiciones comerciales de pago por encima de las reguladas por ley", afirman en la asociación.

Consideraciones finales

Durante la asamblea FACEL destacó asimismo su trabajo para promover la implementación y la correcta aplicación del Reglamento Europeo que regula la reacción al fuego de los cables de uso industrial en el sector de la construcción (CPR), de obligatorio cumplimiento a partir de julio de 2017, para los cables de energía, y a partir del 2020, para los cables de telecomunicaciones y datos.

Por último, en relación con el Recurso Contencioso Administrativo de FACEL contra el Expediente Sancionador de la CNMC, admitido a trámite por la Sala de lo Contencioso Administrativa de la Audiencia Nacional el 7 de febrero 2018, la asociación reveló que, hasta la fecha, el tribunal no se ha pronunciado y, por tanto, "continuamos a la espera de Sentencia que resuelva el recurso Contencioso Administrativo interpuesto por FACEL".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados