Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Recyclia bate un nuevo récord de recogida anual de residuos electrónicos

Recyclia bate un nuevo récord de recogida anual de residuos electrónicos

La entidad ha duplicado, en sólo tres años, la cantidad de toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos gestionadas.

Recyclia, entidad de la que forma parte, entre otras, la Fundación Ecolum, gestionó 57.520 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en 2019. Con ello consiguió duplicar, en sólo tres años, las 28.450 toneladas gestionadas en 2016. Además, representa un crecimiento del 42 % respecto a 2018, lo que supone "un nuevo récord" de recogida anual en la trayectoria de esta entidad, según informan desde Recyclia.

También durante 2019 registró otro crecimiento destacado con el despliegue de 17.664 nuevos puntos de recogida para aparatos electrónicos y para pilas y baterías, un 22 % más que en 2018. Esto eleva su red a 79.271 puntos de recogida, de los que 38.326 se destinan a aparatos electrónicos y 40.945 a pilas y baterías.

"Este crecimiento -explica la entidad- se ha debido en gran medida al aumento de la red de recogida de Tragatóner/Tragatinta, iniciativa de Recyclia para gestionar los residuos de cartuchos de impresión, que cerró 2019 con 7.652 puntos".

Según José Pérez, consejero delegado de Recyclia, "un año más, la eficacia y optimización de nuestros procesos de recogida y de reciclaje, unidas a la creciente sensibilización medioambiental de los ciudadanos, nos han permitido mantener una tendencia ascendente, de modo que en 2019 ya hemos alcanzado 314.000 toneladas de residuos electrónicos y 37.000 toneladas de pilas gestionadas desde el inicio de nuestra actividad".

Pérez añade que, "a pesar de las evidentes dificultades que 2020 ha puesto en nuestro camino como consecuencia de la COVID-19, nuestra meta este año es gestionar el mayor volumen de aparatos y pilas posible para seguir facilitando un uso más racional de los recursos, luchar con eficacia contra el cambio climático y, por supuesto, servir de motor de empleo de cara a la futura reconstrucción socioeconómica".

EdhqkrhXkAAxX0x

La presentación de resultados se llevó a cabo de manera telemática por la crisis del COVID-19

La segunda red más amplia de Europa para pilas y baterías

Durante la presentación de sus resultados de 2019, celebrada este año de manera telemática como consecuencia de la crisis del COVID-19, Recyclia también informó de que, durante el año pasado, gestionó 7.223 toneladas de pilas y baterías de todo tipo -portátiles, industriales y de automoción-, un 16 % más que en el año anterior. De este volumen, 3.311 toneladas correspondían a pilas domésticas, el equivalente al 46 % de las comercializadas el año pasado, superando así en un punto el índice de recogida obligatorio establecido por la normativa para 2019.

Además, la fundación desplegó 3.637 nuevos puntos de recogida, un 9 % más que en 2018, hasta alcanzar los 40.945, cifra que confirma a la red de Ecopilas como la más amplia de nuestro país y la segunda de Europa, sólo por detrás de Alemania.

Ecolum gestionó un 40 % más de residuos de iluminación

Por lo que se refiere a aparatos ofimáticos y de impresión, la fundación Ecofimática recicló 7.265 toneladas en 2019, que, además de un 63 % más que el año anterior, representan el 61 % de los equipos comercializados en nuestro país. Además, la fundación aumentó un 88 % su red de puntos de recogida, contabilizando en la actualidad 15.398, gracias al crecimiento de la red de Tragatóner/Tragatinta, mencionado anteriormente.

Por su parte, Ecoasimelec, la fundación dedicada a la gestión del resto de tipos de residuos electrónicos (desde teléfonos móviles, hasta escáneres médicos o paneles fotovoltaicos, con la excepción de lámparas y luminarias) gestionó 44.582 toneladas en 2019, un 24 % más que en 2018. De este volumen, un 87,2 % procede del canal doméstico y el 12,8% restante del profesional.

Cabe destacar también la gestión de 112 toneladas de paneles fotovoltaicos, lo que supone un crecimiento del 136 % respecto a 2018, a pesar de que se trata de un flujo de residuos aún reducido, dado que la vida útil media de este tipo de aparatos es de entre 20-25 años y su reciclaje es obligatorio desde 2015. Por su parte, Ecolum gestionó el año pasado 5.672 toneladas de residuos de iluminación, que representan el 40 % de los aparatos de este tipo puestos en el mercado, y cuenta con 424 empresas asociadas.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados