Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Guía para instaladores: cómo actuar para que los sistemas de climatización no propaguen el COVID-19

Guía para instaladores: cómo actuar para que los sistemas de climatización no propaguen el COVID-19

La Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores (CNI) ha publicado una Guía 'Climatización pos-COVID' que recoge consejos profesionales para la puesta a punto de las instalaciones de climatización.

Los equipos de climatización están en el punto de mira con la llega de la época estival. Y no precisamente para bien. Medios de comunicación de todo el mundo, incluso Administraciones públicas, están poniendo sobre la mesa una hipotética relación causa-efecto entre el suministro de aire que proporcionan estos sistemas y la propagación del COVID-19.

Conscientes de ello, desde la Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores (CNI) se ha publicado una Guía 'Climatización pos-COVID' que recoge consejos profesionales para la puesta a punto de las instalaciones de climatización

También se incluye un apartado sobre la Ozonización (cuya aplicación debe ser realizada por empresas autorizadas u homologadas), y sobre la Luz Ultravioleta-C (que, empleada de manera segura y responsable, puede actuar sobre la carga genética del virus propiciando, por tanto, una acción germicida que puede aplicarse en los sistemas de climatización).

Primer paso: verificar el estado de la instalación

Para que un sistema de climatización no sea ni un posible foco, ni un transmisor, y que además evite posibles contagios aéreos, CNI destaca que "lo primero es verificar si el local o edificio cumple con las exigencias mínimas reglamentarias". Esto es, caudales y filtraciones de ventilación de aire nuevo adecuados, y un plan de mantenimiento.

"Para que los sistemas de climatización contribuyan realmente a reducir la concentración del virus SARS-CoV-2 en el aire interior debe haber una buena aportación de aire exterior, para que, además de la climatización, se asegure una buena ventilación de renovación", afirma Juan Burgaleta, miembro del Comité Técnico de CNI.

En el caso de las viviendas y los locales pequeños, CNI advierte de que la normativa se incumple en un ratio muy superior al 70 %, "y eso debe cambiar", subrayan. "Las exigencias de ventilación no se están tomando en serio y la calidad del ambiente no se cuida", añaden. De hecho, Javier Ponce, miembro del Comité Técnico de CNI, señala que "no hay un incumplimiento más grande históricamente en el sector de la climatización que la falta de aportación de aire exterior, por lo que, con frecuencia, los ocupantes de un espacio climatizado respiran un aire removido que pasa por equipos sin ningún mantenimiento". 

Para José Arboledas, asesor Técnico de CNI, una instalación no legalizada es como un coche sin seguro: "inviertes en los mejores equipos para obtener las mejores prestaciones en tu vivienda y luego quieres ahorrarte unos pocos euros en la legalización porque piensas que no te aporta nada, pero lo que olvidan a menudo los usuarios es que el seguro no te cubre si no cumples la reglamentación", confirma Arboledas.

Segundo paso: asesoramiento al cliente

Señana CNI que, una vez verificado que la instalación es correcta a nivel reglamentario, "los instaladores deben asesorar al cliente y dejar claro y patente que cualquier medida de limpieza o higienización debe ser realizada por personal profesional especializado".

CNI divide en este informe actuaciones de choque como la limpieza manual o mecánica del sistema con peróxido de hidrógeno vaporizado o nebulizado, o con ozono; y, por otro lado, actuaciones continuadas que analiza en detalle, como Luz Ultra Violeta C (UV-C), fácil de instalar y muy efectiva; la fotocatalisis heterogenea (PCO), poco implantada, un plus a la UV-C; la ionización doble, poco implantada; y también las filtraciones, humedad ambiental o la presurización de salas.

La Confederación también recuerda que, aparte de las operaciones obligatorias de mantenimiento de los equipos de potencia > de 70Kw, el resto de sistemas de acondicionamiento de aire deberían ser revisados, limpiados e higienizados, a través del servicio de empresas mantenedoras habilitadas tal y como prevé la normativa. Especialmente si su uso es colectivo, o se trata de locales de pública concurrencia.

Adicionalmente, CNI ha publicado sendos documentos técnicos sobre el uso de ozono y lámparas UV-C en sistemas de climatización, cuya lectura recomienda a los profesionales dada la situación actual y la incertidumbre creada por la especial situación legal en la que se halla el ozono al no estar reconocido actualmente como producto biocida virucida en la Unión Europea.

Haz tu comentario

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados