Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
La PMcM exige al Gobierno que reaccione de manera inmediata ante esta nueva realidad.
La PMcM exige al Gobierno que reaccione de manera inmediata ante esta nueva realidad.

Autónomos y pymes, los que más tardan en pagar por falta de liquidez

Así lo evidencia la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad tras realizar una encuesta sobre el alcance del COVID-19 en materia de pagos a proveedores.

La falta de liquidez está ocasionando una "dramática y preocupante" situación entre el colectivo de autónomos, pymes y micropymes. Así lo ha puesto de manifiesto la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), basándose en la encuesta que ha realizado para valorar el alcance del COVID-19 en materia de pagos a proveedores.

Los resultados del sondeo muestran un cambio de tendencia en lo que respecta a estos pagos. De hecho, por primera vez desde que se tienen datos sobre ellos, los autónomos se han convertido en los que más tardan en pagar a sus proveedores, aspecto éste que la PMcM atribuye, precisamente, a la falta de liquidez, porque, a su juicio, autónomos, pymes y micropymes "son los menos protegidos por las ayudas del Estado", según declara el presidente de la Plataforma, Antoni Cañete.

El 74 % de los más de 700 participantes entrevistados afirman que los autónomos y las micropymes son los que más están tardando en pagarles, y la PMcM pone sobre la mesa que esta situación es debida a dos factores principales, ambos relacionados: que estos colectivos siempre han sido lo que más han sufrido los impagos por parte de sus proveedores (sobre todo grandes compañías y Administraciones públicas) y que esa morosidad, junto con la falta de liquidez por la crisis del COVID-19, "llega hasta tal punto que empiezan a no poder pagar en plazo a sus clientes", explica Cañete, para quien "la cadena de pagos está más fracturada que nunca". 

Situación de impagos sin precedentes

Por tanto, la PMcM exige al Gobierno "que reaccione de manera inmediata ante esta nueva realidad, que derivará dentro de unos meses en una situación de impagos sin precedentes en España", apunta el presidente de la entidad. "Y eso que, ya desde años -añade-, veníamos siendo el país europeo con los plazos de pago más largos".

En este sentido, recuerda que en las últimas semanas la PMcM ha presentado "multitud de propuestas" para inyectar liquidez, entre otras, que el Gobierno devuelva los IVA pendientes de compensar, que se cree una línea ICO para pagar facturas pendientes (a interés cero) o que se liberen parte de los 12.000 millones de euros de remanente que tienen los ayuntamientos retenidos en las cuentas para que paguen a sus proveedores.

También vuelve a reivindicar la PMcM que, mediante un Real Decreto-ley, se obligue a las Administraciones Públicas y a las grandes compañías con balances saneados y capacidad de financiación a liquidar urgentemente los pagos pendientes a proveedores; que se agilicen los trámites burocráticos y que haya un criterio consensuado único que permita a pymes y autónomos facturar los contratos públicos paralizados por la crisis sanitaria del coronavirus.

La Plataforma considera que si el Gobierno pusiera en marcha estas medidas "estaríamos inyectando savia desde la raíz a todo nuestro entramado empresarial, y se crearía una auténtica cadena de pagos", señala Cañete, quien añade que la PMcM no está pidiendo "nada excepcional, sencillamente... que se cumpla la ley".

Más conclusiones de la encuesta

  • En el momento de realización de la encuesta, el 53 % de las empresas se encontraban abiertas con restricciones, el 38 % abiertas sin ningún tipo de restricción y el 9 % cerradas. Para el 78 %, la crisis del coronavirus está afectando mucho a su negocio. Tal es así, que el 94 % de las empresas ha visto que sus ventas han disminuido desde que comenzó la pandemia, con un porcentaje de reducción del 58 %.
  • Lo que más preocupa a corto plazo es la falta de actividad (82 %), falta de liquidez (61 %), mantenimiento de la plantilla (42 %), complicaciones burocráticas (15 %) y falta de suministros (9 %), entre otras (11 %).
  • El 72 % de las empresas considera que, ante la crisis del COVID-19, hubiera sido útil el funcionamiento de un Régimen Sancionador que multara a las empresas morosas. En este sentido, la PMcM considera que "no debería permitirse que grandes compañías con balances saneados y capacidad de financiación no estén cumpliendo la Ley de Lucha contra la Morosidad. Al igual que se ha pedido que las empresas con filiales en paraísos fiscales no puedan acceder a ayudas y avales, “debería exigirse que las grandes empresas que deban facturas a pymes y autónomos no puedan recibir ayudas del ICO, Banco Central Europeo, etc.; las ayudas a grandes compañías, como por ejemplo que se acojan a ERTES, deberían condicionarse a que hayan liquidado sus cuentas con proveedores".
  • La realidad conjunta del sector privado y del público: desde que ha comenzado la crisis del coronavirus, el alargamiento de los plazos de pago por parte de las Administraciones Públicas ha sido percibido por el 28 % de los participantes, y el proveniente por parte del sector privado, por el 70 % de los entrevistados.
  • En líneas generales, el confirming sigue siendo igual de habitual como medio de pago para el 83 % de los participantes; que el 41 % ha tenido problemas para realizar la facturación a sus clientes debido a la crisis del coronavirus; que desde el comienzo de la pandemia el 37 % tiene problemas con la recepción de los contratos firmados por sus clientes; y que el 9% ha firmado nuevos contratos con cláusulas más abusivas que antes relacionadas con el pago.

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados