Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
Hay una media de diez adaptadores de corriente por hogar y, en total, más de 2.000 millones en toda la UE.
Hay una media de diez adaptadores de corriente por hogar y, en total, más de 2.000 millones en toda la UE.

Entra en vigor la norma europea que disminuirá el consumo energético de aparatos domésticos

Gracias a este Reglamento sobre fuentes de alimentación externas, "los consumidores europeos podrán ahorrar en sus facturas, contribuir a alcanzar los objetivos de ahorro energético de la UE y reducir las emisiones".

El 1 de abril entró en vigor el Reglamento de la Comisión Europea sobre fuentes de alimentación externas, que ha sido elaborado para, según indica la propia Comisión, "mejorar, en el contexto de las medidas de diseño ecológico de la Unión Europea (UE), la eficiencia energética de una serie de electrodomésticos, desde los ordenadores portátiles a los cepillos de dientes eléctricos".

Gracias a este Reglamento, "los consumidores europeos podrán ahorrar en sus facturas, contribuir a alcanzar los objetivos de ahorro energético de la UE y reducir las emisiones", ha explicado la Comisión en un comunicado, en el que especifica, además, que estas fuentes de alimentación externas "son los adaptadores de corriente que se utilizan para convertir la corriente eléctrica de la red a tensiones inferiores".

Según los datos de la Comisión (institución de la UE que tiene el monopolio de la iniciativa legislativa e importantes poderes ejecutivos en ámbitos como la competencia y el comercio exterior) hay una media de diez adaptadores de corriente por hogar y, en total, más de 2.000 millones en toda la UE.

¿Qué ventajas tiene la nueva normativa?

La Comisión asegura que este nuevo Reglamento "se ajusta a las normas más exigentes a nivel mundial" y que posibilitará que "estas fuentes de alimentación sean más eficientes desde el punto de vista energético". De hecho, se espera que, a partir de 2030, el ahorro de energía eléctrica sea de más de 4 TWh/año, suficiente para, por ejemplo, proporcionar energía eléctrica a toda Letonia durante un mes y equivalente a una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de más de 1,4 millones de toneladas equivalentes de CO2 al año.

¿Para qué se utilizan las fuentes de alimentación externas?

Las fuentes de alimentación externas se utilizan, por ejemplo, en la electrónica de consumo (teléfonos inteligentes, altavoces, sistemas de sonido, televisores), en productos de TIC (módems, ordenadores portátiles, tabletas, pantallas electrónicas), pequeños aparatos de cocina (batidoras, exprimidoras) y aparatos para la higiene personal (máquinas de afeitar, cepillos de dientes eléctricos).

¿Qué es el Reglamento sobre diseño ecológico?

El Reglamento sobre diseño ecológico de las fuentes de alimentación externas forma parte de un paquete más amplio de medidas adoptadas el año pasado, que consta de diez reglamentos sobre diseño ecológico y seis sobre etiquetado energético. Con este conjunto de medidas se espera alcanzar, a partir de 2030, un ahorro total de energía de 167 TWh al año, lo que equivale al consumo de energía anual de Dinamarca. El ahorro acumulado correspondería así a la reducción anual de más de 46 millones de toneladas equivalentes de CO2.

Noticias relacionadas

Europa da el visto bueno a la nueva regulación sobre Eco-Diseño en iluminación Europa da el visto bueno a la nueva regulación sobre Eco-Diseño en iluminación
La Comisión Europea publicó el 5 de diciembre de este año el...
El tirón de orejas de Ribera a la UE: El tirón de orejas de Ribera a la UE: "La Ley de Clima es muy mejorable"
No se ha andado por las ramas la titular de Transición Ecológica...

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados