Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

La Audiencia Nacional se pronuncia a favor de que los ingenieros realicen los Informes de Evaluación de Edificios

El Tribunal ha emitido una nueva sentencia favorable a la CNMC, en línea con las tesis defendidas por el COGITI, sobre que los ingenieros e ingenieros técnicos puedan firmar los Informes de Evaluación de Edificios (IEE) e Inspecciones Técnicas de Edificios (ITE).

La Audiencia Nacional ha emitido una sentencia favorable a que los ingenieros e ingenieros técnicos puedan realizar los Informes de Evaluación de Edificios (IEE) e Inspecciones Técnicas de Edificios (ITE), en consonancia con los informes de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) y en línea con las tesis defendidas por el COGITI (Consejo General de Graduados en Ingeniería Industrial e Ingenieros Técnicos de España).

Se trata de una sentencia contraria a la resolución del Ayuntamiento de Santa Pola (Alicante), que figura como Administración demandada, junto al Consejo General de Colegios Oficiales de Aparejadores y Arquitectos Técnicos (CGATE), como codemandado, a raíz de un recurso de la CNMC.

Tal como resaltan desde COGITI, en la argumentación de la sentencia, el Tribunal señala que ya se ha pronunciado acerca de esta cuestión en distintas resoluciones. También existen sentencias sobre esta materia del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo en la dirección de la liberalización del sector, como reclama el colectivo de ingenieros técnicos, en general.

De este modo, "la sentencia de la Audiencia Nacional del 21 de marzo de 2019 incide y reitera la no exclusividad de los arquitectos y arquitectos técnicos en la emisión de los Informes de Evaluación de Edificios, apoyándose en la Ley de Garantía de Unidad de Mercado (LGUM) y de reserva de actividad". Mediante acuerdo de la Junta de Gobierno Local de Santa Pola de 23 de octubre de 2015, fue inadmitido un informe de Inspección Técnica de Edificios residenciales por el hecho de estar firmado por un ingeniero técnico y no por un arquitecto. Además, un acuerdo dictado aproximadamente un mes después por esta corporación, el 27 de noviembre de 2015, desestimó el recurso de reposición planteado contra la resolución anterior.

La CNMC interpuso un recurso contencioso-administrativo contra las citadas resoluciones del Consistorio de Santa Pola, en el que solicitaba la nulidad de las mismas por no ser conformes a derecho.

La reserva de actividad

La sentencia de la Audiencia Nacional establece que "la competencia en cada caso concreto deberá determinarse, además de por el contenido de las disciplinas cursadas en cada titulación, en función de la naturaleza y entidad del proyecto de que se trate. Por esa razón es necesaria la revisión de la reserva de la actividad de emisión de Informes de Evaluación de Edificios conforme a los principios de necesidad y proporcionalidad contenidos en el artículo 5 de la LGUM. Ello imponía no vincular una reserva de actividad a una titulación o a titulaciones concretas, como hace la resolución recurrida, con remisión al dictamen del Consejo Consultivo de la Comunidad Valenciana".

Además, señala que "esa reserva de actividad que supuestamente atribuye la LOE (Ley de Ordenación de la Edificación) en este ámbito a arquitectos y arquitectos técnicos no es tal, pues los ITE's no tienen la naturaleza de proyectos de obras ni de dirección de obras, ni de dirección de ejecución de obras, y una cosa es la exigencia de la titulación necesaria para realizar un proyecto de edificación o dirección de obra de un edificio según su uso como distingue la LOE, y otra que esa misma titulación sea la requerida para realizar el informe técnico del estado de un edificio ya construido, como se indicaba en el Informe de la Secretaría del Consejo para la Unidad de Mercado (SECUM)".

El COGITI también alude que esta sentencia está en línea con otra sentencia de la Audiencia Nacional del pasado 28 de noviembre de 2018, contra la Generalitat de Catalunya, como Administración demandada. Esta sentencia responde a un recurso promovido por el Abogado del Estado en defensa, y en representación de la CNMC, contra el artículo 7.4 del Decreto 67/2015, de 5 de mayo, para el fomento del deber de conservación, mantenimiento y rehabilitación de los edificios de viviendas mediante las inspecciones técnicas y el libro del edificio, de la Generalitat de Catalunya.

Noticias relacionadas

La CNMC apoya las tesis de los ingenieros respecto a los Informes de Evaluación de Edificios La CNMC apoya las tesis de los ingenieros respecto a los Informes de Evaluación de Edificios
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ( CNMC ), en...

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados