Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

AFME, implicada en la consulta pública para evaluar la Directiva Europea de Baja Tensión

La Asociación ha participado en la consulta pública para la evaluación de la Directiva 2014/35/EU, y ha puesto de relieve que el problema más importante al que se enfrenta el sector eléctrico actualmente es la ausencia de acciones de Vigilancia de Mercado.

La Comisión Europea está llevando a cabo un proceso de evaluación de la Directiva de Baja tensión (2014/35/EU) para comprobar si se están cumpliendo con los objetivos de libre circulación de equipos en el mercado interior y la seguridad de los usuarios.

AFME informa que ha participado en la consulta pública de este proceso de evaluación, transmitiendo que la Directiva lleva más de 40 años en vigor y ha demostrado ser una legislación útil para cumplir con sus objetivos.

Ausencia de acciones de Vigilancia de Mercado

Desde la Asociación ponen de relieve que el problema más importante al que se enfrenta el sector eléctrico actualmente es la ausencia de acciones de Vigilancia de Mercado, que no tiene nada que ver con la Directiva de Baja Tensión.

El resto de ideas que AFME ha incluido en su respuesta a la consulta pública sobre la Directiva de Baja Tensión son las siguientes:

  • Seguridad: el actual campo de aplicación y los requisitos esenciales de seguridad siguen siendo válidos a pesar de los avances tecnológicos de los equipos eléctricos y electrónicos, que no han significado riesgos adicionales a los que están actualmente contemplados en la Directiva.
  • Autodeclaración de conformidad: la autodeclaración de conformidad ha demostrado ser un mecanismo efectivo y eficiente para el cumplimiento de los requisitos esenciales de seguridad de los productos/equipos de baja tensión. Por tanto, no es necesario ningún cambio respecto a la filosofía de aplicación a la evaluación de conformidad en la Directiva.
  • Obligaciones administrativas: la última revisión de la Directiva de Baja Tensión realizada en 2014 conllevó un aumento de algunas obligaciones administrativas (como la colocación de la dirección postal en los productos) para los fabricantes, que no han supuesto ningún beneficio para el sistema. Es necesario que se permita el uso de las nuevas tecnologías para este tipo de obligaciones relacionadas con la trazabilidad de los productos y del agente económico responsable de su puesta en el mercado.

Noticias relacionadas

AFME coordinará los trabajos sobre Economía Circular de CECAPI y CAPIEL AFME coordinará los trabajos sobre Economía Circular de CECAPI y CAPIEL
AFME (Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico) liderará los...
AFME inicia su Plan Sectorial 2019 de comercio exterior AFME inicia su Plan Sectorial 2019 de comercio exterior
AFME (Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico) informa que...
Marruecos exige nuevos requisitos para comercializar productos eléctricos de baja tensión Marruecos exige nuevos requisitos para comercializar productos eléctricos de baja tensión
AFME informa que en febrero de 2019 está previsto que entre en vigor...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados