Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

¿Será esta la última vez que debamos cambiar la hora?

Este domingo entramos en el horario de invierno. En los últimos años se han realizado diversos informes para evaluar los beneficios del cambio de hora en aspectos como el posible ahorro de energía, entre otros, y los resultados han sido difusos.

La madrugada del próximo domingo, 28 de octubre, finaliza el horario de verano y se da entrada al horario de invierno. Con ello los relojes deberán retrasarse una hora. Así, a las 3:00 h los relojes volverán a marcar las 2:00 h.

Pero este gesto, tal vez, tenga los días contados. Ante las dudas de los beneficios que este cambio horario aporta en el tema del ahorro de energía y otras cuestiones como la armonización de horarios, la seguridad vial, las condiciones de trabajo, las repercusiones sobre la salud, etc. la Comisión Europea lanzó a nivel europeo una consulta pública que permitía a los ciudadanos emitir su voto a favor o en contra de este cambio y opinar sobre sus preferencias de mantener el horario de invierno o el de verano.

Aunque los resultados no son vinculantes, el 80% de los ciudadanos españoles que participaron en esta consulta valoraron el cambio de hora como una experiencia negativa y se adherían a la opinión mayoritaria manifestada por sus vecinos europeos de mantener el horario de verano.

Tras ello, el pasado 12 de septiembre, la Comisión Europea publicó una propuesta de Directiva con el propósito de eliminar las disposiciones relativas al cambio horario de verano en toda Europa, argumentando la necesidad de mantener un único horario que armonice la actividad en toda la Unión, y preservando el derecho de los Estados miembros a decidir sobre si aplican el horario de verano o de invierno.

Esta propuesta de Directiva marca como fecha para realizar el último cambio a horario de verano y mantenerlo en el tiempo el 1 abril de 2019. O bien el 27 de octubre del mismo año, si los Estados miembros deciden quedarse en horario de invierno. No obstante, para mantener el horario de invierno se exigirá, además, una notificación antes del 27 de abril de 2019.

¿Con cuál nos quedaremos en España?

En España, para analizar los factores a favor y en contra del cambio horario y el impacto que tendría la decisión de adoptar de forma permanente el horario de invierno o de verano, se ha creado un Comité de Expertos, liderado por la Secretaría de Estado de Igualdad, del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, en el que están representados distintos ministerios y colectivos sociales.

Los resultados de este análisis serán tenidos en cuenta por el Gobierno para tomar la decisión sobre el huso horario que España deberá adoptar de forma permanente en el año 2019, para el que se tratará de buscar el consenso de todos los grupos parlamentarios.

Comentarios

1 VERONICA 26-10-2018 11:51
En líneas generales es algo negativo el andar cambiando las horas, ya que desfavorece completamente nuestros ritmos biológicos.
Y de tener que quedarnos con un horario en concreto, aquí en España deberíamos quedarnos con el horario de invierno, ya que iría mucho más acorde con nuestros ritmos circardianos que son tan importantes para nuestra salud. Debemos poder levantarnos de día y que la hora del descanso nocturno llegue siendo noche para darle a nuestro cuerpo el tiempo necesario de prepararse para él sin tener que forzarlo de manera artificial como es bajar persianas, etc ... Está demostrado en otros países que escogieron un horario con más luz hacia el final del día como único horario que la salud se resintió, teniendo que ajustar el uso horario al favorecedor del ritmo natural de la biología del ser humano.

http://iluminandotusideas.es/luz-ritmo-circardiano-reloj-interno-jet-lag/

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados