Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

La transición a los vehículos eléctricos, más cerca de lo que imaginas

Según la consultora Oliver Wyman, gracias a que los gobiernos están comenzando a establecer calendarios y fechas límite para la eliminación de los motores de combustión, las compañías de automóviles ya están empezando a planificar y adaptarse a la nueva realidad.

De aquí a cuatro años el panorama del vehículo eléctrico podría cambiar definitivamente a positivo gracias al papel que han tomado los gobiernos, tal y como señala la consultora Oliver Wyman. Son muchos ya los países que han empezado a establecer calendarios y fechas límite para la eliminación de los motores de combustión, los que juega a favor de las compañías automovilísticas en este sentido.

En China, por ejemplo, ya ha advertido a sus fabricantes de automóviles que prevé la prohibición de los vehículos con motores de combustión interna, por lo que, probablemente, indica Oliver Wyman, “de cara al año 2040, si no antes, la mayoría de las nuevas ventas de automóviles fuera de los Estados Unidos sea probablemente de coches eléctricos”.

En Europa la situación es similar. En Alemania, por ejemplo, los jueces del Tribunal Superior han dictaminado recientemente que las ciudades alemanas pueden prohibir legalmente los automóviles y camiones con motor diésel, y, por otro lado, Francia, Reino Unido, India, Noruega o los Países Bajos también ya han dicho que prohibirán la venta de automóviles impulsados ​​por combustión, alguno de ellos a partir de 2025.

España también ha anunciado medidas

España también ha tomado cartas en el asunto y ha empezado a implementar medidas en este sentido, sobre todo, en las grandes ciudades como Madrid, donde “se prevé que el centro de la ciudad se convierta en una zona libre de coches, que se aumenten las tarifas de aparcamiento para los automóviles de combustión interna e, incluso, que se prohíba el uso de automóviles con motor diésel hasta 2025 (…) y en Barcelona se está impulsando el uso del coche eléctrico, habilitando el uso de los carriles bus para este tipo de vehículos y promoviendo políticas de estacionamiento gratuito, tal y como explica Joern A. Buss, socio de la práctica de Automotive & Manufacturing de Oliver Wyman en Detroit.

Para los expertos de Oliver Wyman estas medidas “pueden parecer algo severas a primera vista, aunque en realidad ofrecen a la industria una oportunidad de poder planificar la transición hacía los vehículos eléctricos” ya que no prevén que se empiecen a implementar estas medidas antes de 2030 o 2040, dándoles a los fabricantes de automóviles “el tiempo necesario para cambiar sus actuales presupuestos de investigación y desarrollo a vehículos eléctricos, remodelar sus plantas de producción de vehículos eléctricos y lanzar más modelos de vehículo eléctrico”.

Además de la apuesta de los Gobiernos por el impulso de una nueva generación de vehículos las compañías también están aportando su granito de arena. Así, tal y como indica Oliver Wyman, “varias compañías automovilísticas con sede en Europa –entre ellas Mercedes Benz, Jaguar Land Rover y Volvo– ya se han comprometido a apostar por los modelos eléctricos durante los próximos cuatro años, y el fabricante japonés ha dejado de priorizar la fabricación con motores diésel, para contar con recursos para promover el coche eléctrico”.

Pese a todo y aunque las compañías europeas, los productores japoneses y los surcoreanos apoyan el impulso del eléctrico queda la incertidumbre, tal y como advierte Oliver Wyman, de “cómo responderán los fabricantes de coches estadounidenses a esta estrategia: General Motors y Tesla serán ciertamente competitivos con los modelos de coches eléctricos que se están vendiendo, pero sin una hoja de ruta más clara sobre la transición a lo eléctrico, Estados Unidos puede toparse con que serán otros quienes lideren el cambio hacia la nueva generación de vehículos”.

China líder del cambio

China, con 28,3 millones de unidades vendidas en 2017, agrupa el mercado mundial más grande de vehículos del mundo, por lo que “no es sorprendente que China sea también el mayor mercado mundial de vehículos eléctricos, representando más de la mitad del total de 1,1 millones que se han vendido en todo el mundo en 2017. De ellos, el 90% fueron producidos por compañías chinas”.

De hecho, desde la consultora no descartan que “de cara al próximo año, varios de los más grandes fabricantes de automóviles chinos" comiencen a "comercializar automóviles, incluidos vehículos eléctricos, en Estados Unidos y Europa”.

Noticias relacionadas

 Los hoteles madrileños contarán con puntos de recarga para vehículos eléctricos Los hoteles madrileños contarán con puntos de recarga para vehículos eléctricos
La Comunidad de Madrid suscribió el pasado 16 de mayo un convenio...
La venta de vehículos eléctricos en España se dispara en mayo La venta de vehículos eléctricos en España se dispara en mayo
El alquiler de motos y coches para realizar desplazamientos...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados