Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

La CNMC multa con 44,7 millones de euros a varios fabricantes de cables

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha desmantelado cinco cárteles integrados por 11 empresas y 1 asociación empresarial que amañaban los precios y se repartían los proyectos para asegurar sus ganancias, encareciendo con ello las obras.

La CNMC ha desmantelado cinco cárteles de los que son responsables 11 empresas, junto con la asociación FACEL, que fabricaban y distribuían cables eléctricos de baja y media tensión para la construcción de hospitales, uso doméstico, edificación de viviendas, obras de empresas energéticas, telefonía, ferroviarias, navales y grandes proyectos internacionales.

Las empresas con sede en España (Madrid, Barcelona, Valencia) y Portugal, amañaban los precios y otras condiciones comerciales, y se repartían los proyectos para asegurar sus ganancias encareciendo las obras, hasta que uno de ellos denunció los hechos ante la CNMC. Las sanciones se elevan a 44,7 millones para las empresas y a 80.000 euros para la asociación.

En este sentido, "consideramos que FACEL no es culpable de los hechos que se le han imputado", por lo que "la resolución la está estudiando nuestro bufete asesor", explican a la redacción fuentes de la entidad. En función de su dictamen, "los órganos directivos de FACEL deberán considerar y, en su caso, decidir, el recurrir la Resolución de la CNMC ante los correspondientes organismos jurisdiccionales".

Desde FACEL señalan que, con respecto al resto de implicados en el expediente sancionador de la CNMC y, aunque se trata de su decisión individual, "entendemos que no sólo por desacuerdo con respecto a las sanciones sino también por los hechos que se les imputan y no ajustados a su realidad, recurrirán muy probablemente estas actuaciones en función a lo que sus asesores jurídicos les puedan aconsejar".

Cártel entre fabricantes y una asociación

Tal y como señala la CNMC en un comunicado, "el primer cártel lo crearon las siete principales empresas fabricantes de cables de baja y media tensión llevando la iniciativa en la mayor parte de ocasiones las líderes en dicho mercado (General Cable). En colaboración con FACEL, acordaron de manera sistemática y continua las tarifas y descuentos del suministro de cables, la fecha de aplicación de las tarifas acordadas en cada momento y la de su anuncio a los clientes, los plazos de pago, las condiciones de suministro e incluso la línea argumental que debían seguir todos ellos para justificar los cambios de tarifa ante los clientes. Pero además, se ha acreditado que se repartieron 332 proyectos de suministro de cables a grandes clientes y hasta existen evidencias de que llegaron a acordar el boicot a algunos clientes".

Según informa la CNMC, estos hechos se produjeron desde 2002 hasta 2015, y han quedado demostrados en los mails, whatsapp y cuadernos de notas recopilados durante la investigación, "que acreditan las 52 reuniones que mantuvieron con la colaboración de FACEL para pergeñar y vigilar su modus operandi".

Las siete empresas fabricantes implicadas en este primer cártel, y que han sido sancionado con una multa de 31,6 millones de euros para las empresas, a los que hay que sumar los 80.000 euros de FACEL, son:

  • Cabelte Incasa Industria Navarra de Cables, y solidariamente su matriz Cabelte-Cabos Eléctricos e Telefonicos.
  • Grupo General Cable Sistemas, y solidariamente su matriz General Cable Holdings Spain.
  • Miguélez, y solidariamente su matriz Grupo Miguélez.
  • Nexans Iberia, y solidariamente su matriz Nexans.
  • Prysmian Cables Spain, y solidariamente su matriz Draka Holding.
  • Solidal Condutores Electricos, s.a., y solidariamente su matriz Companhia Industrial Quintas & Quintas Sgps.
  • Top Cable.

Cárteles entre distribuidores y fabricantes

Este tipo de acuerdos de reparto del suministro de cables también se ha llevado a cabo entre una distribuidora y cuatro empresas fabricantes. "La mecánica de reparto de grandes clientes (empresas instaladoras, ingenierías, eléctricas, etc.) o proyectos de gran envergadura (grandes infraestructuras, centrales eléctricas, parques eólicos, etc.) ha sido prácticamente idéntica y se realizaba a través de las denominadas ‘coberturas’. Cuando un gran cliente solicitaba una oferta de suministro de cables a distribuidoras y fabricantes, las empresas previamente acordaban el precio a ofertar al cliente en la licitación, de modo que los fabricantes ofrecían un precio superior al del distribuidor para asegurarse de que este último resultara adjudicatario. Una vez adjudicado el proyecto a la distribuidora, ésta compensaba a los fabricantes implicados encargándoles la fabricación de los cables en ese u otro proyecto. Todo ello suponía, en la práctica, un incremento de los precios fijados para el suministro de dichos cables al cliente final, pues los acuerdos de cobertura con los fabricantes permitían a las distribuidoras fijar al aza el precio de sus ofertas, pues conocían ya los precios, también incrementados, que ofertarían dichos fabricantes", señala la CNMC. Por todo ello, se han sancionado tres cárteles.

El primero, llamado cártel de Peisa, se repartió proyectos de suministro de cable a grandes clientes desde 2006 hasta 2013 y ha sido sancionado con 3,572 millones de euros. Las empresa fabricantes implicadas son "Grupo General Cable Sistemas, y solidariamente su matriz General Cable Holdings Spain; Productos Eléctricos Industriales (Peisa) y Top Cable”.

En el segundo, llamado de Nixa, las empresas implicadas se repartieron proyectos de suministro de cable a grandes clientes desde 2006 hasta 2013 y ha sido sancionado con 6,521 millones de euros. Las empresas fabricantes que figuran son "Grupo General Cable Sistemas, y solidariamente su matriz General Cable Holdings Spain; Negocios Industriales y Comerciales, y solidariamente su matriz Abengoa; Prysmian Cables Spain, y solidariamente su matriz Draka Holding, y Top Cable".

El tercer cártel, llamado de Amara, se repartieron proyectos de suministro de cable a grandes clientes desde 2011 hasta 2015. Este cártel ha sido sancionado con 3,481 millones de euros y las empresas fabricantes implicadas son"Amara, y solidariamente su matriz Iberdrola; Grupo General Cable Sistemas y solidariamente su matriz General Cable Holdings Spain; Prysmian Cables Spain y solidariamente su matriz Draka Holding".

Cártel de distribuidoras

Por último, "en el cártel entre dos empresas distribuidoras, que se repartieron un total de 25 proyectos de suministro de cables desde 2011 hasta 2015 para clientes como Repsol, Petronor, Técnicas Reunidas o Initec han sido sancionadas: Comaple, y solidariamente su matriz Oteinver, y Negocios Industriales y Comerciales, y solidariamente su matriz Abengoa". La sanción, en este caso asciende a 112.626 euros.

La CNMC ha señalado que "las matrices de algunas de estas empresas se han imputado por responsabilidad solidaria". Asimismo, de conformidad con el programa de clemencia, se ha eximido del pago de la multa impuesta a Grupo General Cable Sistemas y a su matriz General Cable Holdings por un montante total de 12,669 millones de euros.

Noticias relacionadas

El Gobierno arrebata competencias a la CNMC en el sector eléctrico El Gobierno arrebata competencias a la CNMC en el sector eléctrico
El Gobierno aprobó el pasado 13 de octubre, en la reunión del...
La CNMC critica el alto coste del mecanismo de interrumpibilidad diseñado por el Gobierno La CNMC critica el alto coste del mecanismo de interrumpibilidad diseñado por el Gobierno
El Ministerio de Energía , Turismo y Agenda Digital (MINETAD) ha...
La cifra de contadores inteligentes instalados supera los 21 millones a finales de 2016 La cifra de contadores inteligentes instalados supera los 21 millones a finales de 2016
La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) desvela...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados