Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Brico Depôt cierra su centro de Castellón por “el descenso continuado de las ventas”

Este establecimiento abrió sus puertas en el año 2008 y dispone de 6.311 metros cuadrados de superficie. La compañía cuenta con otras cuatro tiendas en la Comunidad Valenciana: una en Alicante y tres en Valencia.

Brico Depôt, la enseña del grupo Kingfisher dedicada a la construcción y el bricolaje, cierra su centro de Alquerías del Niño Perdido, en Castellón, tal como han confirmado fuentes cercanas a la empresa. La tienda de Alquerías abrió sus puertas en el año 2008 y dispone de 6.311 metros cuadrados de superficie.

La decisión de clausurar esta delegación ha sido tomada por "el descenso continuado de las ventas de este establecimiento, pese a las medidas adoptadas durante los últimos ejercicios para contrarrestarlo y con el objetivo de garantizar la rentabilidad y productividad de Brico Depôt", explica la compañía en un comunicado.

El cierre se producirá el día 31 de enero de 2017. No obstante, según este mismo comunicado, "el compromiso de Brico Depôt y del grupo Kingfischer con el mercado de Iberia se mantiene inalterable, en un momento en que Brico Depôt continúa con su crecimiento en ventas".

En cuanto a los trabajadores del establecimiento de Castellón, la enseña de construcción y bricolaje resalta que estos constituyen una de sus principales preocupaciones. "Por ello, en noviembre de 2016 Brico Depôt mantuvo una reunión con los representantes legales de los trabajadores y con los propios empleados para ofrecerles un plan de movilidad geográfica y, por consiguiente, su recolocación en otros centros, entre los que se priorizó los de la Comunidad Valenciana por cercanía", región donde cuenta con otros cuatro establecimientos: uno en Alicante y tres en Valencia.

Dicho plan incluye algunas medidas y ayudas para facilitar el desplazamiento y el traslado, entre otras, si bien de los 29 empleados afectados por este cierre, solo tres se han acogido al plan de movilidad ofrecido por Brico Depôt.

Con este cierre, la compañía se quedará en España con 28 puntos de venta y entre las previsiones de Kingfisher –grupo al que pertenece– no se encuentra abrir ninguno más durante 2017.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados