Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. El molino eólico sin palas, un invento español

Con el nombre de Vortex Bladeless

El molino eólico sin palas, un invento español

Una start-up española ha ideado un molino de viento sin palas que reduce hasta en un 40% los costes de generación de energía, si se compara con los molinos de viento tradicionales.

Vortex es el nombre de un molino de viento sin palas que ha creado una start-up española formada por tres jóvenes emprendedores. Su innovación reside en que, en lugar de capturar la energía eólica a través del movimiento rotatorio de una turbina, Vortex aprovecha lo que se conoce como vorticidad, un efecto aerodinámico que se produce cuando el viento choca contra una estructura sólida (“Vórtices de Von Karman”). Vortex está diseñado para maximizar este efecto buscando la máxima absorción de energía posible.

La principal ventaja de Vortex es su bajo coste, disminuyendo hasta en un 40% los costes de generación de energía, si se compara con los molinos de viento tradicionales.

La característica esencial del diseño se basa fundamentalmente en la eliminación de los elementos móviles en contacto, lo que hace que este sistema sea más económico y sencillo de mantener (se ahorra hasta un 80% de los costes de mantenimiento en comparación con los asociados a la eólica convencional). Se reduce así la cantidad de materia prima utilizada para la fabricación, lo que rebaja los costes de producción. Al no tener partes móviles en contacto, significa que hay muy pocas zonas que puedan sufrir roturas, de ahí que los costes de mantenimiento sean bajos.

Un beneficio adicional es que Vortex es silencioso ya que oscila a una frecuencia que no produce ruido (inferior a 20 Hz) y, además, es más seguro para las aves, que a menudo sufren por colisión con las palas.

La reducción de costes proviene de la eliminación de las partes más caras de un molino de viento convencional: palas, góndola, discos de freno, engranajes, etc. El ahorro en estos costes es de un 53%. Además, los procesos de fabricación, transporte, construcción y montaje también se simplifican, aseguran los inventores.

La firma Vortex Bladeless está formada por los ingenieros David Yáñez, inventor de Vortex, Raúl Martín, y el periodista y emprendedor David Suriol. En 2014 realizaron su primera prueba de campo en Gotarrendura (Ávila, España) y ya están muy cerca de finalizar un prototipo comercial. Con varias patentes de su tecnología, la empresa se halla en el proceso de captar financiación y se trasladó en abril de 2015 a Boston (EUU) para aprovechar el potencial en innovación en renovables de esa región, con universidades y empresas.

Comentarios (1)

This comment was minimized by the moderator on the site

Me interesaría conocer si desarrollaron para uso domiciliario e industrial, ya que en mi pais es muy alto el costo de energia

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados