Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Economía sumergida y morosidad, lastres para el colectivo de instaladores

Conclusiones de la reunión anual de CNI

Economía sumergida y morosidad, lastres para el colectivo de instaladores

En el encuentro anual de presidentes de asociaciones de CNI también se habló de los Planes Renove y de la eficiencia energética como área de negocio con gran proyección para los empresarios instaladores.

El intrusismo derivado de la economía sumergida y el alto nivel de impagados constituyen dos de las principales lacras del sector de las instalaciones, según las conclusiones del encuentro anual de presidentes de asociaciones provinciales de CNI (Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores), celebrada a finales de octubre en la ciudad de Murcia, como se recoge en la foto, en la sede de FREMM (Federación Regional de Empresarios del Metal de Murcia).

Javier Cueto, presidente de CNI, afirmó que “la economía sumergida y la morosidad continúan siendo las lacras del sector”. El intrusismo ha alcanzado con la crisis económica unos niveles vergonzosos, y ante este panorama la Administración da la espalda. “El propietario de un edificio prefiere pagar lo mínimo sin atender a cuestiones de seguridad, calidad o garantía en el trabajo” continuó Cueto. “A menudo, empresas instaladoras autorizadas son requeridas por usuarios para legalizar instalaciones que han sido ejecutadas por individuos sin las debidas certificaciones, con el grave riesgo que ello conlleva”.

En este sentido, la asociación de Teruel (Atefonca) ha impulsado una iniciativa en colaboración con la Consejería de Industria del Gobierno de Aragón, que pretende canalizar denuncias ante actos de economía sumergida, y que podría servir de modelo en otras regiones.

En cuanto a la morosidad, la ausencia de un régimen sancionador permite a las empresas continuar pagando a más de 60 días sin pudor alguno. Lo más triste, manifestó Javier Cueto, “es que las peores pagadoras son las grandes empresas constructoras que se financian a costa de sus proveedores, y esas mismas empresas, trabajando en otros países europeos, pagan en el plazo legalmente estipulado”. CNI continuará apoyando la labor de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) en la consecución de ese régimen sancionador.

En este encuentro de la Confederación también se habló de los Planes Renove, que en muchos casos se convierten en una herramienta más de los sectores más fuertes que utilizan a la Administración para dar publicidad a acciones que financian ellos mismos. No obstante, en el sector eléctrico “están suponiendo un empuje muy fuerte para la recuperación del sector”.

En este sentido, todos los asistentes coincidieron en que la eficiencia y el ahorro energético están abriendo vías de negocio distintas a los instaladores. De hecho, en muchas provincias, la terminación de los edificios inacabados ahora propiedad de los bancos ha dado un empujón a algunas empresas instaladoras, y algunos centros de formación ya están colocando a desempleados, “lo cual es muy buen síntoma”, han señalado desde CNI.  

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados