Inicio / Noticias / Proveedores / Siemens abandona Rusia y cifra el impacto de las sanciones en 600 millones de euros
Instalaciones de Siemens en Moscú. Imagen: GoogleMaps.
Instalaciones de Siemens en Moscú. Imagen: GoogleMaps.

Siemens abandona Rusia y cifra el impacto de las sanciones en 600 millones de euros

Las sanciones a Rusia redujeron en 600 millones los beneficios de Siemens en el segundo trimestre fiscal. El área más afectada fue la de Mobility. “Hemos decidido llevar a cabo un proceso ordenado de liquidación de nuestras actividades comerciales en Rusia”, ha afirmado el presidente de Siemens AG, Roland Busch.

Siemens abandonará el mercado ruso como consecuencia de la guerra en Ucrania. Así lo anunció la compañía a finales de la semana pasada, al mismo tiempo que reconoció que sus beneficios se habían reducido en 600 millones de euros por las sanciones impuestas al país soviético, una reducción que tuvo especial incidencia en el área de Mobility de la compañía.

Tras el inicio de la invasión, Siemens suspendió todos los nuevos negocios y las entregas internacionales a Rusia y Bielorrusia. Posteriormente, las sanciones internacionales, así como las contramedidas del gobierno de Vladímir Putin, afectaron a las actividades de la multinacional en Rusia, “en particular al servicio y el mantenimiento ferroviario”, explican desde Siemens.

“Condenamos la guerra en Ucrania y hemos decidido llevar a cabo un proceso ordenado de liquidación de nuestras actividades comerciales industriales en Rusia. No ha sido una decisión fácil, dado nuestro deber de cuidar a nuestros empleados y las relaciones con los clientes desde hace mucho tiempo en un mercado en el que llevamos casi 170 años de actividad“, afirmó Roland Busch, presidente y director general de Siemens AG.

“Estamos evaluando el impacto en nuestra gente y seguiremos apoyándola en la medida de nuestras posibilidades. Al mismo tiempo, proporcionamos ayuda humanitaria a nuestros colegas y al pueblo de Ucrania y nos unimos a la comunidad internacional para pedir la paz”, agregó, durante la presentación de los resultados del segundo trimestre fiscal de la compañía.

En este sentido, el fabricante ha iniciado los procedimientos para “liquidar sus operaciones industriales y todas las actividades comerciales” en el país soviético.

Datos positivos a pesar de la coyuntura

Según expuso Siemens el pasado jueves, 12 de mayo, en su segundo trimestre fiscal (enero-marzo 2022), los pedidos aumentaron un 22 % respecto al mismo periodo de 2021, hasta los 21.000 millones de euros. Además, los ingresos alcanzaron los 17.000 millones de euros, +7 % que el pasado ejercicio.

En cuanto a las áreas más ligadas al sector eléctrico, los pedidos de Digital Industries aumentaron un 32 % (hasta los 5.900 millones de euros) y los ingresos un 9 % gracias, en buena medida al fuerte crecimiento de China y Europa. Sin embargo, la mayor contribución al incremento de pedidos e ingresos fue del negocio de automatización de fábricas y control de movimiento; en este caso, los beneficios crecieron un 2 % respecto al trimestre anterior y el margen de beneficios fue del 18,1 %.

En Smart Infrastructure, los pedidos aumentaron un 22 % (hasta los 5.000 millones), principalmente por el crecimiento de Estados Unidos y el desarrollo de los centros de datos y los servicios en edificios digitales. Los ingresos aumentaron un 8 %. Por último, Mobility (área que incluye servicios para el transporte ferroviario, por carretera e intermodal), registró una pérdida de 369 millones de euros; debido a la guerra de Ucrania, los ingresos cayeron un 9 %, aunque los pedidos aumentaron un 13 %.

¿Cómo consideras que pueden afectar las consecuencias del conflicto armado al sector eléctrico?

Encuesta finalizada

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba