Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Los autobuses eléctricos Volvo llegan al círculo polar ártico con el soporte de ABB

Los más de 30 vehículos urbanos comenzarán a circular a partir del próximo verano y podrán recargar sus baterías en un tiempo de entre tres y seis minutos. La medida equivale a suprimir todas las emisiones de CO2 que producen 1.200 vehículos en un año.
Uno de los autobuses de Volvo y la estación de recarga de ABB.
Uno de los autobuses de Volvo y la estación de recarga de ABB.
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Proveedores
  4. Los autobuses eléctricos Volvo llegan al círculo polar ártico con el soporte de ABB

La multinacional del sector eléctrico ABB y el fabricante de vehículos Volvo han firmado un acuerdo de colaboración con el objetivo de expandir la movilidad eléctrica en el norte de Noruega. Gracias a esta alianza, a partir del 1 de julio de 2021, las líneas de autobuses urbanos de Bodø solo prestarán su servicio con autobuses eléctricos.

Dentro de este acuerdo, Volvo proporcionará 31 autobuses eléctricos: 17 Volvo Electric 7900 de 12 metros y 14 autobuses articulados Volvo Electric 7900 de 18,7 metros, equipados con baterías de 264 kWh y 330 kWh, respectivamente.

ABB, por su parte, se encargará del desarrollo de las estaciones de carga, que se instalarán en la primera mitad de 2021. En este sentido, los autobuses eléctricos se cargarán con pantógrafos de 450 kW, una solución modular para carga de alta potencia de vehículos pesados.

Los cargadores usan el estándar OppCharge, una interfaz abierta para recargar autobuses a través de una conexión automática en el techo. Mediante esta tecnología, los autobuses pueden recargarse en un tiempo de entre tres y seis minutos en las estaciones de carga distribuidas a lo largo de sus recorridos.

Objetivo: reducir la emisión de CO2

La alianza entre ABB y Volvo se enmarca dentro de una iniciativa impulsada por el ayuntamiento del condado de Nordland, cuya capital es Bodø, para reestructurar los servicios del transporte municipal del condado. Esta actuación está en sintonía, además, con el objetivo de Noruega de reducir entre un 50 y un 55% las emisiones de gas invernadero para 2030.

Cuando estén en funcionamiento los 31 autobuses eléctricos, se estima que las emisiones se reducirán en cerca de 2.200 toneladas de CO2 anuales, lo equivalente a las emisiones de unos 1.200 coches de pasajeros al año, según los cálculos de la consultora Rambøll. Además, descenderá el consumo de gasoil en casi un millón de litros cada doce meses y se reducirá el nivel de ruido.

Según Anders Mjaaland, director ejecutivo del Grupo Saltens, propietario de Nordlandsbuss, empresa encargada de las rutas a partir del próximo verano, "este es el mayor proyecto de sostenibilidad en transporte por carretera del norte de Noruega. Es importante tanto para la región como para nosotros», concluye.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados