Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Proveedores
  4. Las tecnologías para edificios inteligentes superarán los 14.400 millones de euros en 2019

Las tecnologías para edificios inteligentes superarán los 14.400 millones de euros en 2019

Esta es una de las conclusiones de un estudio elaborado por Schneider Electric en colaboración con la consultora especializada Unwork. El Internet de las Cosas, el Big Data y los sistemas inteligentes de gestión serán palancas facilitadoras en este ámbito.

Schneider Electric ha publicado un estudio, en colaboración con la consultora especializada Unwork, con el título "Smart Working: Los edificios inteligentes y el futuro del trabajo", que revela que la inversión en sistemas para edificios inteligentes seguirá una tendencia de franco crecimiento: se estima que alcance los 14.460 millones de euros en el año 2019, cuando el gasto global en 2015 se situó en 5.816 millones de euros, lo que supone triplicar este volumen.

Este informe identifica también los facilitadores tecnológicos clave y muestra cómo los edificios inteligentes, sobre todo de oficinas e industrias, contribuirán a transformar el trabajo, los entornos laborales y el paisaje urbano.

Asimismo, se establece un nuevo modelo, denominado Activ8, orientado a resultados que evalúa hasta qué punto un edificio es inteligente, detallando los beneficios que debe tener un inmueble de este tipo: debe ser sostenible, proporcionando información de valor sobre la infraestructura para obtener mejoras en eficiencia energética; flexible, permitiendo acomodar modelos de trabajo más ágiles y dinámicos; saludable; y más colaborativo, gracias al uso avanzado de datos y análisis.

Tecnologías facilitadoras

Según el informe de Schneider Electric y Unwork, las soluciones inteligentes de gestión de la energía implantadas en edificios permiten optimizar el rendimiento de los sistemas y los consumos, logrando así, alcanzar grandes cuotas de eficiencia energética. Además, la generación de energía onsite, junto con un software avanzado de análisis y los nuevos tipos de materiales de construcción inteligentes, permiten que algunos edificios sean incluso proveedores de energía para las redes nacionales.

Por otra parte, gracias a tecnologías emergentes como el Internet de las Cosas (IoT), el Big Data y el software avanzado, los inmuebles inteligentes pueden detectar de forma precoz los fallos y diagnosticarlos, mejorar la seguridad de ocupantes y usuarios del edificio o medir la salud organizacional de la empresa, entre muchos otros beneficios.

"Para la mayoría de empresas, los edificios tienen que aportar más que el alquiler tradicional, las instalaciones tienen que ayudar a atraer el mejor talento, brindar apoyo a los propósitos corporativos y aportar energía e inspiración a sus empleados", ha declarado Noemí Sobrino, vicepresidenta de Retail y EcoBuilding de Schneider Electric España.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados