Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Jon Ander, un electricista millennial: "El relevo generacional es un tema de comodidad más que de falta de interés"

Ser instalador, millennial y dirigir tu propia empresa no es una combinación habitual en el sector. Desde hace cuatro meses, este instalador guipuzcoano de 34 años dirige la empresa familiar. Con él abordamos la falta de relevo generacional, la situación del sector y cómo afectan las nuevas vías de negocio a la pequeña empresa instaladora.
Jon Ander, en la puerta del punto de venta de Electricidad Elustondo.
Jon Ander, en la puerta del punto de venta de Electricidad Elustondo.
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Instaladores
  4. Jon Ander, un electricista millennial: "El relevo generacional es un tema de comodidad más que de falta de interés"

"Cuando era niño, al salir del colegio, mis padres estaban trabajando y yo hacía los deberes en la oficina de la tienda. Allí los escuchaba hablar de electricidad". Este es el primer recuerdo de Jon Ander Elustondo relacionado con el sector. Tenía 8 años, "incluso menos", agrega.

26 años después, Jon Ander dirige Electricidad Elustondo, la empresa familiar en la que ha cogido el testigo de su padre y que cuenta con un punto de venta en el que trabajan su madre y una empleada y un almacén en el que Jon se desenvuelve con soltura. "Estamos a tope. A corto plazo tengo todo cubierto", nos dice al término de su jornada laboral.

"Cuando era joven no me gustaba estudiar mucho, así que al acabar las clases ayudaba un poco a mi padre". Esta fue su primera toma de contacto con el sector eléctrico, aunque Jon probó otras opciones. Tras estudiar un módulo de electricidad, trabajó en una ingeniería y también en la hostelería. Desde 2014 trabaja en la empresa familiar y, desde diciembre, lidera la entidad.

"Trabajar en la ingeniería también era bonito, pero se me hacía difícil porque tenía que estar muchas horas sentado a la semana. Yo soy de moverme más y, aunque este trabajo es más sacrificado, porque hay momentos de estrés y dolores de cabeza, a mí me compensa. Tiene sus alicientes y, si tienes trabajo, tienes un sueldo mejor", nos cuenta.

"También me hace ilusión continuar con el legado de mis padres, porque ellos han puesto esfuerzo y dedicación para construir todo lo que tenemos ahora, así que solo queda intentar mejorar y seguir adelante”, añade Jon.

Falta de relevo generacional: ¿cuestión de comodidad?

Jon es socio de INSTAGI, la Asociación Empresarial de Instaladores y Mantenedores de Gipuzkoa, entidad que recientemente lanzó una campaña para promover el relevo generacional en el sector. En este sentido, Jon nos cuenta que en Tolosa, donde se ubica su empresa, sí conoce casos de otras empresas instaladoras que han bajado la persiana y al menos otra que lo hará próximamente, aunque cree que no se debe a la falta de jóvenes dispuestos a trabajar en el sector eléctrico, sino a las condiciones y a lo que implica ser autónomo.

"Yo creo que es un tema de comodidad más que de falta de interés; las grandes empresas te dan cierta tranquilidad, tú haces tu trabajo y te vas a casa sin romperte la cabeza. Además, tienes más derechos que un autónomo...”, reflexiona.

A pesar de ello, lanza un mensaje de optimismo a los jóvenes que se estén planteando entrar en el sector: "La electricidad siempre va a ser necesaria. En todos los sectores hay crisis, pero la electricidad siempre la vamos a necesitar, de hecho, cada vez más, así que siempre habrá trabajo. Eso sí, hay que tener ganas de trabajar y de sacrificarse," puntualiza. "Animo a que los jóvenes lo intenten, siempre hay tiempo de cambiar", señala.

Electricidad Elustondo

Entrada a la tienda de Electricidad Elustondo. 

Tendencias del sector e impacto del COVID-19

La pandemia obligó a Electricidad Elustondo a parar su actividad durante un largo mes. Desde entonces, "siempre ha habido trabajo", reconoce Jon, "es cuestión de organizarse", añade.

"Por suerte, el virus no nos ha afectado tanto como se esperaba, nos ha sorprendido la cantidad de reformas que estamos haciendo. La gente pasa más tiempo en casa y el dinero que está ahorrando lo invierte en mejorar su vivienda", asegura Jon Ander.

En cuanto a las nuevas vías de negocio que se vislumbran (energía fotovoltaica, vehículo eléctrico, etc.) cree que quedarán relegadas para empresas más grandes, mientras que la suya y otras similares se centrarán en la renovación de las luminarias convencionales por otras de tecnología led, en las reformas de viviendas para hacerlas más confortables y en otro tipo de instalaciones de pequeña escala.

De momento, Jon mira al futuro con optimismo y no pierde de vista una agenda que, para las próximas semanas, ya está completa.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados