Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Iluminación
  4. Lámparas y luminarias deberán incorporar un adecuado etiquetado energético

A partir del 1 de septiembre de 2013

Lámparas y luminarias deberán incorporar un adecuado etiquetado energético

Los consumidores deberán conocer de modo preciso la eficiencia energética de las lámparas que compran, así como de las luminarias con sus componentes asociados, además de estar informados sobre la compatibilidad de las luminarias con diversas lámparas.

 

De acuerdo con el Reglamento 874/2012, a partir del 1 de septiembre de 2013 las lámparas eléctricas y las luminarias con sus componentes asociados deberán llevar obligatoriamente un adecuado etiquetado energético, así como cierta información suplementaria, a excepción de los casos contemplados en esa norma.

El objetivo del Reglamento 874/2012, que entró en vigor en octubre de 2012, es garantizar que los consumidores conozcan de forma precisa la eficiencia energética de las lámparas que compran, así como de las luminarias con sus componentes asociados, además de estar informados sobre la compatibilidad de las luminarias con diversas lámparas.

Según ha informado AIMME (Instituto Tecnológico Metalmecánico), la entrada en vigor de esta regulación implica una serie de responsabilidades para proveedores y distribuidores. Así, por ejemplo, tanto los proveedores como los distribuidores de lámparas y luminarias deberán facilitar una ficha del producto e indicar la clase de eficiencia energética en cualquier anuncio, presupuesto u oferta que incluya información relativa a energía o precio.

El Instituto Tecnológico AIMME ha elaborado un documento resumen sobre esta regulación, que detalla que, cuando el producto se comercialice en un embalaje que contenga información que haya de ser expuesta de forma visible para el usuario final, esta información deberá figurar también de forma clara y prominente en el propio embalaje. En esta información, en lugar de texto, podrán utilizarse gráficos, dibujos o símbolos.

Entre otros parámetros, los datos que deberían mostrarse en esta información serían el flujo luminoso útil nominal, la vida útil nominal de la lámpara en horas, la temperatura de color, expresada como valor en grados Kelvin y también por medio de un gráfico o con palabras, o las dimensiones de la lámpara en milímetros (longitud y diámetro máximo), entre otros.

Haz tu comentario

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados