Inicio / Noticias / Iluminación / “En iluminación hemos pasado de tocar un interruptor a comandos por voz; el próximo paso es la autorregulación”
Nacho García, Product Manager de Simon desde el pasado mes de septiembre.
Nacho García, Product Manager de Simon desde el pasado mes de septiembre.

“En iluminación hemos pasado de tocar un interruptor a comandos por voz; el próximo paso es la autorregulación”

Entrevistamos a Nacho García, jefe de Producto de Simon en Iberia desde el pasado mes de septiembre. Con él repasamos su trayectoria en el sector, sus responsabilidades en Simon y las principales tendencias que llegarán a la industria en los próximos meses, tanto desde el punto de vista de los mecanismos como de la iluminación propiamente dicha.

Nacho García Sánchez es, desde el pasado mes de septiembre, el nuevo Product Manager de Simon para Iberia. El recién incorporado aporta a la compañía un perfil que no existía dentro del área de Marketing de Simon; su trabajo abarcará todo lo relacionado con sistemas de control de iluminación y conectividad, dos segmentos estratégicos para la multinacional española.

Ingeniero industrial especializado en electrónica y automatización industrial por la Universidad Europea, Nacho García aterrizó en el sector como becario en el departamento de sistemas de control de iluminación de Philips en julio de 2008. Allí descubrió que lo que más le gustaba era la automatización de viviendas y edificios, lo que le llevó a cursar el máster ‘Domótica y hogar digital’ en la Universidad Politécnica de Madrid.

Más tarde, el nuevo jefe de Producto de Simon trabajó en Holanda, en una empresa de componentes de iluminación denominada eldoLED, para después regresar al ámbito de los sistemas de gestión de edificios (BMS) en Barcelona de la mano de HMS Intesis.

Con este bagaje, el pasado mes de septiembre llegó a Simon. ¿Cuáles son sus funciones dentro del fabricante español?

Mis responsabilidades tocan diferentes ramas. En primer lugar, desde el punto de vista de la gestión de producto o portfolio, mi labor fundamental es entender las necesidades reales de los clientes en Iberia, así como sus problemas, para después transmitírselas a los equipos I+D de la compañía. Estos, a su vez, se encargarán de diseñar los productos o servicios que la red comercial propondrá a los sectores en los que trabajamos para responder a estas necesidades.

Además, en Simon contamos con una red comercial muy importante enfocada en la venta de proyectos que requieran conectividad. Mi labor en este apartado es orquestar este equipo para que esté informado y entienda los productos y tecnologías que vamos a proponer a nuestros clientes.

Finalmente, hace un año y medio Simon empezó a trabajar con ProtoPixel para ofrecer una propuesta de control de iluminación digital y dinámica, quizá algo que siempre le había faltado a la compañía para completar su oferta de valor para el mercado de la iluminación. Por ello, la tercera pata de mis responsabilidades radica en impulsar dentro de Simon estas propuestas de iluminación más experiencial, para que nuestros clientes puedan ser partícipes de ello.

Como gran conocedor del sector y el mercado, ¿cuáles son las principales tendencias hacia las que avanza la industria de la iluminación y los mecanismos?

Desde el punto de vista de los mecanismos, lo que percibimos es una tendencia a la digitalización de su uso. En 2016, Simon sacó la primera serie de mecanismos conectivos, la Serie 100, coincidiendo con su aniversario. Aquí empezó a cambiar la forma en la que nos relacionamos con nuestras casas: pasamos de tocar un interruptor a tener dispositivos conectados, una app y tocar una pantalla.

En 2018, Simon lanzó la compatibilidad de sus series conectivas con los altavoces de Google y Amazon. A modo de curiosidad, y con motivo de que Alexa ha cumplido cuatro años en España a principios de noviembre, Amazon ha publicado un informe en el que recoge que, en el último año, se han contabilizado más de 1.000 millones de interacciones relativas al hogar digital con Alexa; de ellas, unos 261 millones de peticiones son para encender y apagar las luces.

Es decir, estamos viendo que el control por voz es una tendencia cada vez más asentada. Así, hemos pasado de tocar un interruptor, a tocar una pantalla y a utilizar comandos por voz; el próximo paso es la autorregulación, que estos mecanismos se regulen automáticamente para mejorar nuestro consumo energético, pero también para entender nuestros hábitos.

Por otro lado, desde el punto de vista de la iluminación, observamos que la más tradicional, la estática, está dejando paso a una iluminación digital en la que los espacios se convierten en interactivos, permitiendo también monetizar el uso de esta luz. Por ejemplo, una de las tendencias apunta al uso de la iluminación como un reclamo para atraer negocio a tu empresa o establecimiento. Es decir, en este punto, la luz se convierte en un elemento diferenciador.

Esta entrevista tendrá continuidad en una segunda parte que publicaremos en los próximos días. En este segundo artículo, Nacho García nos cuenta en qué trabaja Simon de cara a 2023 y por qué no acaba de cuajar el Human Centric Lighting a nivel residencial en España, entre otros asuntos.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio