Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Iluminación
  4. Saltoki analiza los fundamentos del HCL y expone los beneficios para la salud de las personas
Una iluminación adecuada mejora la concentración y la productividad de los trabajadores.
Una iluminación adecuada mejora la concentración y la productividad de los trabajadores.

Saltoki analiza los fundamentos del HCL y expone los beneficios para la salud de las personas

Javier Oneca, responsable de Proyectos Especiales del Grupo Saltoki, expone en estas líneas los beneficios de adecuar la intensidad y la temperatura de color de la luz artificial a la luz natural y así respetar los ciclos circadianos del ser humano. Las últimas investigaciones ya han demostrado los efectos positivos de una iluminación adecuada a nivel sanitario, laboral y educativo.

En 1729, el científico francés Jean-Jacques d’Ortus de Mairan demostró que las plantas poseen un reloj interno que las acompasa con la rotación de la tierra en lo que denominó "ciclos circadianos". En el ser humano, estos ciclos de 24 horas, además de determinar los ritmos de sueño, también repercuten en las funciones del aparato digestivo, la tensión arterial, la regulación de la temperatura corporal y la producción de ciertas hormonas, entre otros factores.

Desde 2017 se entiende cómo funciona realmente este mecanismo. Se descubrió que la luz, y en concreto su nivel y su temperatura de color, juegan un papel fundamental en la producción de hormonas -como el cortisol y la melatonina- que facilitan los ciclos de vigilia y sueño, algo vital para mantener una función cerebral normal.

La disfunción de estos ciclos circadianos se ha vinculado no solo a trastornos del sueño; también a depresiones, trastorno bipolar, disfunciones cognitivas, trastornos en la memoria, diabetes, obesidad y algunas enfermedades neurológicas como el trastorno afectivo estacional, que es un tipo de depresión que ocurre generalmente en invierno.

Podríamos decir que el centro de todo este descubrimiento es que el ser humano necesita luz con alto nivel y temperatura de color fría a primeras horas y horas centrales del día, y niveles más contenidos con temperaturas de color cálidas al final del día, ya que son estos niveles altos o bajos y las temperaturas de color frías o cálidas los que favorecen la producción de ciertas hormonas necesarias a ciertas horas para un correcto funcionamiento del organismo.

Un nuevo concepto de iluminación

Todas estas investigaciones han dado como resultado un nuevo concepto de iluminación llamado HCL (por sus siglas en inglés Human Centric Lighting), que gira en torno al ser humano y a su bienestar.

Básicamente, los sistemas HCL conjugan elementos reguladores y de control que, en función de la luz natural del momento, adecúan la potencia de las luminarias y modifican la temperatura de color, estableciendo temperaturas neutras y frías a primeras horas y en horas centrales del día, y más cálidas al final de la jornada y en horas nocturnas.

Además, las últimas investigaciones en torno a la luz han demostrado que se pueden obtener importantes beneficios utilizándola como terapia en enfermedades degenerativas, además de favorecer los procesos de regeneración celular y acortar los tiempos de recuperación. En el ámbito laboral, una iluminación adecuada favorece la concentración de los trabajadores.

3 ciclo luz natural hcl

Ciclo de la luz natura. Fuente: Saltoki.

El ciclo de la luz natural

El ciclo de la luz natural comienza con un bajo nivel de luz y una temperatura de color cálida con la salida del sol que ronda los 1.800-2.200 K. Seguidamente se produce un aumento tanto del nivel de luz como de la temperatura de color, que alcanzará su máximo en las horas centrales del día, entre 5.000 y 6.500 K, para volver a descender tanto de nivel como de temperatura de color durante el atardecer, llegando a los 2.000-2.200 K con los últimos rayos de sol.

Fruto de las últimas investigaciones, ha quedado patente que la producción de ciertas hormonas como el cortisol y la serotonina, entre otras, claves para la puesta en marcha de numerosas funciones fisiológicas, comienza en las primeras horas del día, con la tendencia a temperatura fría de la luz solar y el aumento del nivel de luz, y disminuye a últimas horas del día, cuando la luz se torna más cálida.

Es en este momento de mayor calidez de la luz y oscuridad cuando comienza la producción de otras hormonas como la melatonina, que favorecen la relajación y el sueño. La producción de melatonina asciende hasta producirse un pico aproximadamente una hora después de comenzado el sueño, momento a partir del cual comienza a bajar favoreciendo la entrada del sueño en fase REM.

4 ritmo circadiano hcl

Ritmo circadiano. Fuente: Saltoki.

Aquí es importante señalar tres cuestiones. La primera es que la exposición a luz de espectro frío a últimas horas del día dificulta la producción de melatonina; y la segunda es que la melatonina resulta de suma importancia para la entrada en la fase REM del sueño. Los últimos estudios indican que es durante esta fase del sueño cuando se produce la consolidación de la memoria, así como la mayor actividad de regeneración celular.

La tercera cuestión es que las variaciones en la temperatura de color, para resultar efectivas, deben ir acompañadas de la regulación de la cantidad de luz, correspondiendo niveles altos a las horas con temperaturas frías y niveles más bajos a las de temperaturas cálidas.

Este extracto forma parte de un contenido más amplio, publicado en el último número de Cuadernos de Material Eléctrico, en el que también se aborda cómo funciona un sistema de iluminación HCL y cuáles son sus principales aplicaciones. Para leer el reportaje completo, pulse aquí

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados