Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Iluminación
  4. Trilux ilumina la lucha contra el COVID: estas son las luminarias que dan luz al Zendal

Trilux ilumina la lucha contra el COVID: estas son las luminarias que dan luz al Zendal

El proveedor ha iluminado diferentes áreas del hospital madrileño, desde los módulos sanitarios hasta las UCI, pasando por salas de espera y zonas comunes. El principal reto al que tuvo que hacer frente fue planificar, producir e instalar todas las soluciones en apenas 100 días.

Más allá de la controversia política, el Hospital Isabel Zendal de Madrid se ha convertido en uno de los símbolos de la lucha contra el COVID-19. Mucho se ha hablado sobre este centro sanitario que se levantó en poco más de tres meses, pero en este artículo queríamos hacerlo desde un enfoque distinto, analizando la luz que guía la lucha contra el virus.

"La iluminación era uno de los factores clave para dar homogeneidad al complejo", apunta Miguel Ángel Gallardo, ingeniero y project manager de Ferrovial Servicios, una de las cuatro constructoras que participó en el proyecto. "Los productos debían ser de calidad para evitar fallos y estar adaptados a futuros cambios ligados a la digitalización", añade.

Pues bien, Trilux fue el proveedor escogido para hacer frente a un reto muy especial.

Soluciones empleadas

El diseño lumínico del proveedor germano se basó en la instalación de un número limitado de modelos de la luminaria, con el objetivo de aportar uniformidad al complejo al mismo tiempo que se facilitaba la instalación y el mantenimiento.

Los módulos hospitalarios se han equipado con proyectores Mirona Fit, especialmente diseñados para grandes estructuras y espacios abiertos, pues ofrecen un flujo luminoso de 13.100 lúmenes.

Por su parte, en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se optó por luminarias empotradas Fidesca, que proporcionan una alta intensidad lumínica (8.500 lúmenes) y cumplen con los requisitos de salas blancas.

Para la iluminación de las zonas destinadas al personal como vestuarios, salas de espera o de descanso, pasillos y otras áreas comunes, se combinaron downlights circulares Ambiella G2 de 1.900 lúmenes y paneles empotrados de 600x600 mm del modelo Siella G6 de 3.600 lúmenes.

Por último, Trilux también se ha encargado de la iluminación de los espacios logísticos y de aparcamiento, que cuentan con luminarias suspendidas de los modelos 7651 LVN, con 14.700 lúmenes, y Deveo G2, que ofrece un flujo luminoso de 5.500 lúmenes.

El principal reto

La necesidad de planificar, producir e instalar todas las soluciones lumínicas en un plazo de 100 días fue el mayor reto al que se enfrentaron los equipos de Trilux involucrados en el proyecto. Además, las soluciones se fabricaron en las factorías de España y Alemania, por lo que la proximidad de los centros de producción permitió adaptar las luminarias a las peticiones concretas de arquitectos y constructoras.

Cabe mencionar, para finalizar, que, para el diseño de la iluminación del Hospital Isabel Zendal, Trilux siguió los principios del Human Centric Lighting (iluminación centrada en las personas). El objetivo, simular las condiciones diurnas naturales a través de la luz artificial, aspecto que se ha demostrado aporta beneficios biológicos, emocionales y en la salud de las personas.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados