Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
<p>Conector de fibra óptica E-2000 de R&M.<br></p>

Conector de fibra óptica E-2000 de R&M.

La fibra supone el 25% del negocio de telecomunicaciones de la firma

Digamel refuerza su apuesta por la fibra óptica

La empresa gallega acaba de obtener el certificado de calidad para ensamblar conectores de fibra óptica E-2000 de la marca suiza R&M.

La división de Telecomunicaciones de Digamel acaba de obtener el certificado que acredita cumplir los requisitos de calidad para ensamblar conectores de fibra óptica E-2000 de R&M, fabricante suizo de referencia en soluciones de cableado para redes de comunicación de alta calidad. Esto supone un espaldarazo a la labor de este departamento, que es también distribuidor autorizado de otras firmas como Ripley-Miller o JDSU.

Después de someter las muestras que la empresa gallega fabrica en su Laboratorio de Telecomunicaciones en Lugo a diferentes test de prueba, ha conseguido la certificación de ensamblaje de R&M, y se convierte así en una de las primeras empresas españolas autorizadas. Hay que recordar que en 2012 Digamel puso en marcha el laboratorio de fibra óptica, pionero en el norte de España, para la producción de patchcords, pigtails y cables ópticos preconectorizados.

Pablo Fernández, responsable del departamento de telecomunicaciones de Digamel, señala que “actualmente la fibra óptica supone en torno a un 25% del negocio dentro de su departamento, y esperamos que en 2014 esa cifra se incremente ya que la apuesta realizada en los tres últimos años ha sido enfocada a dicho sector”. La empresa ha invertido en personal, formación y medios para la fabricación de todo tipo de cables y latiguillos de fibra óptica a medida. “Con todos estos partners garantizamos la calidad de nuestros productos, que es nuestra máxima”, añade.

En opinión de Pablo Fernández, el segmento de fibra óptica crecerá en 2014 por la inversión de los operadores ya que están haciendo despliegue de redes FTTH (fibra hasta el hogar).

“El área de telecomunicaciones es una oportunidad de crecer para la distribución siempre que no se confunda el negocio, es decir, hay que tener claro que lo más importante es disponer de conocimientos técnicos amplios del sector y una buena formación, ya que la mayor demanda del instalador es un buen asesoramiento técnico;  para una gran mayoría de los instaladores la fibra óptica es una materia de la cual no tiene un gran dominio y que poco a poco se está introduciendo en su día a día”, detalló Pablo Fernández a la redacción.

Noticias relacionadas

Digamel imparte una jornada técnica sobre equipamiento para las ICT-2 Digamel imparte una jornada técnica sobre equipamiento para las ICT-2
Digamel ha impartido recientemente una formación técnica a un grupo...

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados