Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Centro Logístico Compartido CLC, factor diferenciador de Electroclub

El Centro Logístico Compartido (CLC Electro Marcilla) es el proyecto de mayor proyección que ha acometido Electroclub, con unas instalaciones de 10.000 metros cuadrados. Alfonso Agudo, responsable del centro, explica los aspectos más relevantes.

El CLC, Centro Logístico Compartido de Electroclub, representa el mayor proyecto conjunto abordado nunca por este grupo de distribución de material eléctrico. Remontándonos al origen, la sociedad CLC Electro Marcilla se constituyó el 11 de octubre de 2007, con un capital social de 5,6 millones de euros, sobre una base de 33.000 metros cuadrados y una construcción actual de 10.000 metros cuadrados, con la posibilidad de seguir creciendo en edificación hasta los 22.000 metros cuadrados, que están situados en el Polígono Industrial Campobajo (en la localidad de Marcilla, Navarra), tal como ha explicado a la redacción Alfonso Agudo, su responsable.

Actualmente, el centro logístico gestiona un total de 68 proveedores con 34.833 referencias diferentes; de esta cifra existe stock permanente de 17.038 referencias. Desde una óptica tecnológica y de digitalización, el CLC es un "almacén automatizado con sistemas informáticos que permiten que los socios vean los stocks disponibles online en cualquier momento", detalla Agudo. Es decir, esto implica que "no hay nada de papel –revelando una conciencia responsable con el medio ambiente–, y que toda la información se trata de forma digital: manejo de albaranes, facturas electrónicas, etc.", entre otros aspectos.

Las motivaciones que llevaron a Electroclub a crear esta infraestructura partieron de un estudio realizado por el grupo sobre los artículos que disponía en sus almacenes con poca rotación y que generaban excesos a los asociados. "Este estudio sirvió para tomar la decisión de concentrar todos esos materiales y disponer de todos ellos en un único punto, para así poder llegar posteriormente a todos los puntos de distribución del grupo", refiere el responsable del CLC. A partir de aquí, los artículos de baja rotación concentrados se convierten en media-alta rotación.

Puede ver el reportaje completo en el número 29 de Cuadernos de Material Eléctrico. También se puede leer en el ordenador, o descargar en el smartphone o tablet, pulsando en este enlace.

Noticias relacionadas

Electroclub entrega el “Mejor Producto del Año” a Efibat Electroclub entrega el “Mejor Producto del Año” a Efibat
Electroclub organizó un evento el pasado 25 de octubre en el que se...
Electroclub colabora con Aldeas Infantiles SOS para promover el ahorro energético Electroclub colabora con Aldeas Infantiles SOS para promover el ahorro energético
Electroclub y Aldeas Infantiles SOS de España firmaron un convenio...
En marcha la segunda edición de los Premios Electroclub En marcha la segunda edición de los Premios Electroclub
Electroclub organiza la segunda edición de sus premios en 2017. Así,...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Enlaces patrocinados