Inicio / Noticias / La Comisión Europea obligará a las empresas a pagar a sus proveedores a 30 días

La Comisión Europea obligará a las empresas a pagar a sus proveedores a 30 días

La nueva normativa europea, que reduce a la mitad el plazo de pago, "beneficiará a pymes y autónomos, que son los que más sufren las consecuencias de la morosidad", aseguran desde la PMcM.

La Comisión Europea ha publicado las medidas para acabar con la morosidad en las relaciones comerciales y fomentar, así, la liquidez de las empresas. Se trata de un reglamento que sustituirá a la actual Directiva Europea sobre Morosidad, por lo que será “de carácter inmediato y directamente aplicable”, tal y como explica la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM).

Así, la principal medida que se puede observar en el nuevo reglamento europeo consiste en que las entidades y compañías tendrán que pagar a un máximo de 30 días a sus proveedores, disminuyendo el plazo a la mitad -frente a los 60 días que estaban contemplados en la, hasta ahora, Directiva-.

De hecho, PMcM participó y propició la creación de dicho documento, fruto de la revisión que la CE ha realizado de la Directiva.

Reducir los pagos en el sector privado, “beneficiando a pymes y autónomos”

El presidente de PMcM, Antoni Cañete, asegura que están “muy orgullosos” del cambio conseguido. “Hemos sido uno de los grandes impulsores de la norma que reducirá los pagos en el sector privado en toda Europa, beneficiando a pymes y autónomos, que son los que más sufren las consecuencias de la morosidad”.

Se trata de una nueva norma que vendría a acabar, o al menos mejorar, “un problema sistémico”, en palabras de Cañete, pues la morosidad en el pago de facturas “afecta a empresas de todos los sectores y de todos los estados miembro de la UE, y de manera desproporcionadamente grave a las pymes, que depende de flujos de efectivo regulares y previsibles”.

“El anuncio del Reglamento es una noticia de gran calado para la economía europea al completo”, concluye Antoni Cañete. Y es que este final viene originado por un acto, a inicios de julio, de la PMcM y PIMEC, en el Consejo Económico y Social Europeo, en Bélgica. Allí, en la sede central de la UE, en Bruselas, se reunieron con representantes de los órganos de la Comisión y el Parlamento Europeo.

Contactos contra “la lacra de la morosidad”

En los últimos meses, la PMcM ha estado “en contacto con miembros de la Comisión Europea, aportando documentación y recomendaciones para dar forma a esta futura norma tan necesaria”. Según enfatizan desde la plataforma, en voz de su presidente, “la lacra de la morosidad impone una presión desproporcionada a las pymes”.

Las empresas afectadas por este problema, aumentan sus necesidades de capital circulante, incrementan los costes (debido al tiempo invertido en molestar a deudores) y aumentan los costes de financiación.

Con este cambio en la normativa europea, autónomos y pymes contarán con acceso a herramientas reales para luchar contra la morosidad. Tal es así, que el Reglamento hará que el pago de tasas compensatorias e intereses sea legamente automático en caso de morosidad.

De esta manera, explican que el Reglamento facilitará a las empresas hacer valer sus derechos reduciendo la carga y facilitando el acceso a una reparación efectiva a través de la mediación. “Los litigios resueltos a través de la mediación suponen coste mucho menores que los procedimientos judiciales”, indica Cañete.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio